PARA ANTONIO QUILLES, Cualquier Edad es Buena Para ser ”Mochilero”!

NOTA 24

PARA ANTONIO QUILLES,

Cualquier Edad es Buena Para ser ”Mochilero”!

A,

Claudia de Rivas

Niria Clavijo

Hernán Sánchez

Grupo de 45 a 80 en Facebook.

 

¡Estoy dispuesto a todo!”

Que buena frase!

Más aun cuando está dicha por una persona que se acerca ni más ni menos que a los cien años!

Por eso es nuestro invitado de hoy!

 

Si hay algo que es cierto, es el hecho que todos venimos a este mundo, estamos un determinado lapso de tiempo, y después partimos. 

Teniendo esto en cuenta, se convierte en fundamental que “pasemos por la vida”, y no que “esta pase por nosotros, en las diferentes etapas de la misma. 

A veces nos quedamos caminando por el mismo sendero de manera automática sin siquiera cuestionarnos lo que podríamos hacer en el momento que nos hallemos más allá de las “responsabilidades”.

A veces necesitamos “un empujoncito” para salir del letargo.

 

Cuando ambas cosas se conjugan, ocurren maravillas como la que les compartimos en nuestra nota de hoy.  

Un día Lluis Martínez Quilles, nieto de Antonio Quilles, mientras observaba a su abuelo, pensó que este necesitaba una dosis de emoción, ilusión, un poco de sazón y variedad en sus tediosas tardes, y se le ocurrió recomendarle un canal de viajes por el mundo.

Nunca imaginó Lluis que esa sugerencia seria el comienzo de una lista de viajes y aventuras.

 

“A partir del momento en que el abuelo se enganchó en el canal de viajes, se enamoró de los lugares que allí mostraban.

No se despegaba de la pantalla, entusiasmado con tantos sitios y países desconocidos para él.

 Fue un gran avance, ya que antes solo se la pasaba sentando en un sofá viendo canales deportivos”, cuenta Lluis.

Un hombre capaz de emocionarse así con lo que no había podido conocer en casi un siglo de vida, merecía conocer más mundo, reflexionó el joven Quilles.

Y fue entonces que se decidió a comprar un par de pasajes a escondidas de su abuelo, y se le presentó con los boletos y la propuesta de irse de viaje juntos.  

 

A mediados del 2016, abuelo y nieto iniciaban sus aventuras, empezando con Italia, y siguiendo con París.

“Ahora que mi nieto me enseñó a viajar en avión a los 97 años, y pasear por todos aquellos lugares que solo veía en el televisor, como Paris, Milán, Venecia, o Roma, quiero dormir en hoteles céntricos y hacer más viajes.

La invitación de mi nieto me cambió la vida”.

 

“Tengo una energía que ni yo me la creo”, afirmó el hombre mayor en una entrevista que le hiciera el diario “El País”, a finales de diciembre pasado. 

Por cierto, Antonio ya tiene claro su próximo destino: Londres.  

Lluis comenta que su abuelo actúa en los viajes como un joven turista.

“Llega a la ciudad que sea, abre el mapa para definir hacia dónde quiere ir, y se pone a caminar con la mochila a cuestas”.

 

En Paris subió a la Torre Eiffel, recorrió las calles de la ciudad, y visitó los lugares más emblemáticos.

“Paris es bonito”, dice Antonio, “pero me gustaría más vivir en Italia porque es más distinto”. 

Para Lluis, viajar con su abuelo ha sido una vivencia extraordinaria.

Está fascinado con la actitud del anciano frente a  cosas simples que lo asombran tanto.

 

El “mochilero” español que se acerca a su centenario, está demostrando con su propio ejemplo, que nunca es tarde para disfrutar instantes de felicidad, sin importar la edad que tengamos.

Sacar el letrero de “STOP”, revisar hacia atrás lo que hemos hecho, lo que nos hubiera gustado hacer, pero que en ese momento no podíamos, y si estamos en condiciones de llevarlo a cabo ahora, es una tarea que nos corresponde a cada uno de nosotros.

Si hay “facilitadores” para hacer realidad esas ilusiones, mejor que mejor!

Pero si no, existen muchos sueños que podemos alcanzar por nosotros mismos si nos lo proponemos.

 

Mientras llega el momento de viajar a Gran Bretaña, Antonio Quilles, con la ayuda de un vecino, está escribiendo un libro “artesanal” acerca de sus aventuras de viaje.

Él tiene todo anotado en una libreta, y su amigo colabora ordenando las fotos para la posterior encuadernación del “libro” que hasta el momento de esta nota, todavía no contaba con un titulo.

La ilusión juega un rol primordial en el bienestar y en la continuación hacia una larga vida.

 

El caso de los Quilles es digno de admiración.

Antonio, con sus ganas de disfrutar, conocer, compartir sus aventuras…

Lluis, a través de los valores de la sensibilidad, Amor, generosidad, empatía, expresados en su acción de preparar y acompañar a su abuelo en esta vivencia, que además de hacer feliz al veterano, le ha permitido al joven descubrir en el, facetas que desconocía!

Una experiencia que los habrá marcado a ambos para siempre.

Tejer vínculos de afecto, darle un sentido a la existencia, disfrutar, sorprenderse ante los detalles simples de la naturaleza, de otras culturas, aromas, sabores, más allá de la edad, constituyen un ejemplo digno de ser imitado en lo posible con la gente a quien amamos. 

Feliz día!

 

FUENTES

https://verne.elpais.com/verne/2017/12/18/articulo/1513613064_84

https://www.hoyfrases.com/antonio-quilles-es-un-mochilero-de-97-anos-y

cadenaser.com › La Ventana

https://www.viralistas.com › Entretenimiento › Salud › Sorpresas 

 

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *