CARMEN, PAULA Y ALMUDENA…Un Brindis por la Justicia e Indetenible “Caída de las Máscaras” de los Culpables…AL FIN!

CARMEN, PAULA Y ALMUDENA…Un Brindis por la Justicia

e Indetenible “Caída de las Máscaras” de los Culpables…

AL FIN!

NOTA 360

A,

Cecilia

Noemi y Meyer

Grupo: Conocimiento Libre

“Al salir de clases, el profesor me llamó aparte y me dijo que si me acostaba con él me pagaría la matricula”.

“Cada vez que estamos en las revisiones de exámenes, el profesor me quiere agarrar por la cintura”.

Testimonios registrados en la Unidad de Igualdad de la Universidad Complutense, Madrid, España.

 

Realmente todo comenzó a destaparse algunos años atrás, poco a poco, cuando venciendo el miedo, unos cuantos adultos se atrevieron a denunciar a curas pedófilos que habían cometido actos pervertidos mientras ellos eran chicos y estudiaban en colegios religiosos o pertenecían a coros en sus institutos educativos. 

Y entonces comenzaron a aparecer casos

en montones de lugares del mundo!

Pero ha sido este año definitivo para denunciar a quienes abusando de su poder, sea este cual sea, han acosado, violado, y dañado a miles de niños, mujeres y hombres, apostando los culpables que nunca serían descubiertos.

Se equivocaron!

Políticos, maestras…

Pero sin lugar a dudas, el más sonado y “destapador” del “podrido” aprovechamiento del poder, unido a la enfermedad y la adicción a lo perverso, ha sido el caso de Harvey Weinstein, famoso productor y co-fundador de la gigantesca empresa cinematografica “Miramax”.

 Su “desenmascaramiento” ha sido como un dominó en el cual han ido cayendo más y más fichas de artistas famosas que se han “animado” a contar lo que les pasó, a lo que fueron expuestas por parte de “personalidades” admiradas y “respetadas” por “el mundo”. 

Ello ha sido “maravilloso” en el sentido que ha animado a su vez a otras personas a denunciar situaciones como la que planteamos en nuestra nota de hoy.

 Las citas de la introducción, son dos de otras 14 denuncias que están conmocionado a la opinión pública en España. 

Acoso de género, violencia sexual, ni más ni menos que en una reputada universidad, donde

los victimarios” han utilizado su orden jerárquico para intimidar a las alumnas.

No se trata de que no se supiera de la existencia de estos casos, pero tradicionalmente habían sido poco denunciados por las víctimas debido al miedo, a las amenazas de sus acosadores, tal como lo señalan las periodistas Marta Borraz y Ana Requena Aguilar del periódico

 “El diario.es”.

En el marco de nuestro “Martes Especiales” les presentamos

“La cámara de los secretos ha sido abierta. Profesores acosadores, temed”.

El centro de estudios “en el foco”, es la reconocida Universidad Complutense de Madrid, en donde las situaciones de acoso presentadas por la “Unidad de Igualdad” ha generado la movilización de diversas asociaciones feministas del mundo universitario que están mostrando su rechazo público ante tan repudiable realidad.

Afirman que este tipo de infelices eventos han pasado siempre, “pero ahora las mujeres se sienten con más valentía y apoyo para denunciar”.

El lema de “La cámara de los secretos ha sido abierta. Profesores acosadores, temed”, pertenece a la movilización pública llevada a cabo recientemente por las valientes estudiantes de la Universidad Complutense Carmen B. Grijelmo, Paula C. Chang, Paula Huma y Almudena Raboso, pertenecientes a la Facultad de Filosofía, con el fin de denunciar que “el acoso sexual existe y que la Universidad no es un espacio seguro para las mujeres”. 

 

Carmen, las dos Paulas y Almudena han estado acompañando a estudiantes víctimas que han denunciado ante la universidad a profesores que en forma manifiesta expresan frases tales como:

“A mí me encanta follar con las alumnas”. 

“Las siguientes dudas las resolveremos en una cena”.

“Antes era más fácil acostarse con alumnas sin que se pusieran el grito en el cielo”. 

De esta manera, los profesores que así opinan y actúan trastocando los códigos éticos básicos y de valores que es sagrado respetar en la relación profesor-estudiante.

Es evidente que el espacio universitario no está libre de acoso sexual, aunque por supuesto no se puede ni debe generalizar.

En la Universidad Complutense de Madrid, la más grande de España, se han abierto protocolos de denuncia que entraron en vigencia a finales del 2016 registrándose un total de más de 15 denuncias, según lo confirmado por la Unidad de Igualdad de dicha institución. 

Una de las denuncias que más ha llamado la atención ha sido la del profesor de la Facultad de Educación Juan Antonio García Fraile, “quien elegía alumnas paraguayas vulnerables, becadas para un posgrado, a efectos de ejercer su acoso”.

 

Mientras dura la investigación al respecto, iniciada en noviembre pasado, la Universidad lo suspendió de empleo y sueldo por 14 meses.

Ciertamente, establecer “vínculos emocionales” para ofrecer orientación “desinteresada” con otros fines, bajo un nada sutil chantaje, afectan el plano académico, profesional, confianza institucional e imagen de la universidad.

Esta valiente lucha esta dándose gracias a las estudiantes de la Facultad de Filosofía quienes confiesan que animadas por la reciente campaña contra el Cofundador de la conocida productora de cine, Miramax, Harvey Weinstein, acusado de violación por un grupo de actrices de primer nivel,  se han sumado a la tendencia mundial de denunciar las relaciones de poder como medio de chantaje con fines sexuales.

Ser activistas contra el acoso en la Universidad tiene el riesgo de exponerse ante los docentes, que al final son los que “ponen las notas”, lo cual implica un riesgo para estas chicas.

 

Todos estos hechos reales de acoso y violación sexual, bien sea en el espacio artístico del cine, la universidad, instituciones religiosas o lugares de trabajo, donde prevalecen relaciones de autoridad o de poder, dejan entrever aspectos éticos y de valores en la convivencia y coexistencia humana que parecieran son dejados de lado, como la autoestima, el respeto al otro, la voluntad y la libertad de decisión.

Una vez más cabe la pregunta:

¿Qué nos está pasando a muchos seres humanos para caer tan bajo en nuestros valores…humanos, y valga la redundancia?

Donde están el discernimiento, el respeto, la acción correcta, el criterio, la auto-estima y el de los demás, la moral, la dignidad humana, los Derechos Humanos, todos valores necesarios en la convivencia humana…

Felicitamos a cada uno de estas jóvenes que se están enfrentando en España, desafiando la autoridad “superior”, haciendo lo que corresponde para desenmascarar frente al mundo entero que también en las Universidades, y espefícamente en la suya, se están dando casos tan patéticos como estos.

 Solo alzando la voz y venciendo los paralizantes miedos, podemos lograr cambios favorables a favor de muchos!

Y en cuanto a los culpables… que paguen por sus desacertada acciones y sus casos se conviertan en precedentes para “desanimar” posibles casos futuros.

Este es un avance que requiere de la participación de cada uno de los ciudadanos del planeta que desee un mundo mejor.

 Feliz día!

FUENTES

https://elpais.com/internacional/2017/12/23/actualidad/1514044447_743461

www.elperiodico.com/…/suspenden-empleo-sueldo-profesor-acoso-

www.eldiario.es/…/Universidad-Complutense-Madrid-registra-denuncias_0_7202286

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *