CONNOR JAYNE Y “COPPER”, Cuando el Afecto es Recíproco!

NOTA 220

CONNOR JAYNE Y “COPPER”,

Cuando el Afecto es Recíproco!

A,

Susy Kertesz

Alicia Gómez

Grupo: Paisajes naturales y Ciudades del Mundo.

……………………………

Jugaban por las tardes, corrian por el parque,

antes de la hora de dormir se quedan juntos frente al televisor…

El perro se recuesta sobre su dueño como si fuera una manta, brindandole protección y seguridad para que se sienta más tranquilo.

Se cuidan el uno al otro.

Son inseparables.

 

Qué ocurre cuando dos amigos como estos enfrentan una situación ”delicada” en la cual la salud de uno de ellos se ve afectada?

De eso se trata nuestra video-nota de hoy.

Les presentamos la conmovedora historia de Connor Jayne y Copper, su perro Doberman.

 

El primero tiene 10 años de edad, y el segundo 7. 

Copper, además de ser “compinche” y fiel amigo de Connor, fue entrenado para ayudarlo a lidiar con sus episodios de ansiedad generados por ataques epilépticos.

Los animales de apoyo emocional, como es el caso de nuestro protagonista canino, cumplen un rol fundamental en la vida de sus dueños, razón adicional para que no deba extrañarnos el fuerte vinculo existente entre Connor y su mascota.  

 

”En una ocasión, durante la noche, Copper detectó algo y comenzó a ladrar sin parar cerca de la puerta del cuarto de Connor, alertandonos asi que algo estaba ocurriendo. Momentos más tarde, confirmamos que a Connor le estaban dando convulsiones”, señalo la seńora a la revista en línea ”Bable”.

Esa noche, Copper logró salvar a su amigo y dueño de padecer un ataque sin que nadie lo notara, y obviamente se convirtio aún más especial de lo que ya era para toda la familia.

Cuando el pasado mes de junio Copper comenzó a cojear, lo llevaron al veterinario y descubrieron que padecía de una lesión en la columna vertebral que requería de una intervención médica costosa.

Se podrán imaginar como le cayo esta “bomba” al niño.

El perrito ha estado con Connor desde que este último tenia seis años. 

El tema es que la familia no tenia el dinero necesario para costear un gasto tan alto, pero Connor decidió no quedarse en lamentaciones y de brazos cruzados.

En ese mismo instante decidió que vendería todos sus juguetes para ayudar a cubrir el procedimiento de su amado doberman.

 

“Fue y limpió toda su sala de juegos. Ese fue su deseo”, dijo su madre Jennifer Jayne, a “Inside Edition”, una revista de noticias de investigación de la televisión norteamericana que le ha venido haciendo seguimiento a esta maravillosa historia de amistad entre el chico y el perro.

Pocos días después, efectivamente el jovencito organizó una venta en su garaje para deshacerse de todo y obtener dinero para los gastos veterinarios.

A pesar del faboluso resultado de la venta, lo recolectado no fue suficiente, por lo que Connor puso un punto de venta de limonada, y adicionalmente se ofreció a ayudar a sus vecinos con algunas tareas a fin de reunir un poco más de dinero.

 

En vista del genuino deseo, preocupación y generosidad del chico, su familia decidió abrir una campaña en GoFundMe con el objetivo de recolectar el monto de dinero requerido para saldar los gastos de la operacion del animalito.

Con gran alegría les comentamos que hasta el momento de hacer esta nota, ya la cifra había sobrepasado los 18 mil dólares, cantidad suficiente para que estos dos buenos amigos puedan seguir disfrutando de su amor reciproco.

‘’Todavía estamos en estado de shock con el abrumador apoyo. Nunca esperamos algo como así!”, expreso la madre del chico.

 

El buen corazón del niño de Nueva York, su tierna acción de tratar de salvar a su amigo a como diera lugar, fueron noticia no solo a través de las redes sociales, sino también por medio de las agencias internacionales de prensa que han referido el hecho como un inspirador ejemplo del vínculo entre el niño y su mascota.

 

La noticia “tocó los corazones” de mucha gente que quiso colaborar con su aporte a la causa.

Pero cabe decir que no es esta la primera vez que Connor muestra su generosidad. 

En sus últimos dos cumpleaños, ha pedido que en lugar de traerle regalos, los invitados hagan una donación a organizaciones humanitarias.

 

Este niño, a su corta edad, es el propio ejemplo de lo que significa para nosotros “la valentía moral”. 

Él no se queda en los pensamientos y sentimientos, sino además va a la acción.

Pasa de la teoría a la practica, concretando valores como la empatía, amistad, solidaridad, generosidad, y reciprocidad con un animal que es su amigo, su compañero y su “protector”.

 

Y por si fuera poco, Connor lleva a que la gente tome conciencia acerca la importancia de las mascotas de servicio, y nuestra responsabilidad de ayudarlos también.

Los fondos adicionales recaudados serán destinados a otros animales necesitados. 

Es cuando los niños son pequeños y son unas “esponjas” que absorben lo bueno y lo malo, el momento adecuado para enseñarles los valores y de como sus acciones pueden mejorar el mundo a través de su generosidad.}

Bravo por Connor Jayne y su hermoso gesto de solidaridad para con su mascota Copper. 

La historia de estos dos amigos es inspiradora y un ejemplo digno de imitar.

 Feliz día!

 

FUENTES

https://us.hola.com/actualidad/2018070413535/kid-sold-toys-to-save-his-dog/

https://laopinion.com/2018/07/03/un-nino-de-10-anos-vende-sus-juguetes-para- https://www.bebesymas.com/otros/su-perro-rescato-ahora-ha-vendido-sus-

https://www.insideedition.com/10-year-old-boy-sells-his-toys-he

http://ins.bles.com/este-nino-vende-sus-juguetes-para-pagar-la-operacion-de-s

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *