“Futbol: El Juego Solo Acaba Cuando Termina”, y punto!

DÍA 163:


“Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, al fútbol se lo debo.”


Albert Camus

Se dice que cuando se pone una fecha, la fecha llega. Es así como hoy, 14 de Junio, se inicia en Brasil, el Mundial de Fútbol 2014, pasatiempo de mayorías, categoría cultural innegable, que se ha ganado un espacio en la vida del ser humano, a ritmo de emociones, alegría, dolor, llanto, risa y efectos sociales.

En 365 Dias de Valentía Moral, nos unimos a “la gran fiesta del deporte”, y lo hacemos a través de la muestra, “Fútbol: El Juego Sólo Acaba Cuando Termina”, organizada por el Instituto Goethe de Rio de Janeiro, para itinerar por Sudamérica.

Se trata de una exposición de fotografías y videos, en la que artistas de distintas partes del mundo, muestran novedosos puntos de vista, acerca del fenómeno del “balompié”.

Es asi como, Dias & Riedweg, (Brasil&Suiza), lo abordan mediante un video en el cual se aprecia un partido (“pelada nocturna”) de los chicos de una favela de Río de Janeiro, que se mueven en la penumbra de una cancha enrejada.(Foto superior).

Por su parte, la afgano-alemana, Lela Ahmadzai, fotografía la selección femenina de fútbol de Afganistán, practicando en un campo militar, protegida por soldados, ya que jugar fútbol allí, es peligroso e implica un peligro de muerte. 

Muu Blanco de Venezuela, indaga en la violencia, tanto en la cancha como en las tribunas, transformando escenas brutales que encontró en Internet, en cuadros abstractos, llenos de belleza y fuerza seductora, en los cuales el deporte solo es reconocible en forma fragmentaria.
En el caso del alemán, Michael Wesely, el deporte aparece como un entretenimiento inofensivo y casi idílico, apreciable en una foto de larga exposición que retrata al público de un bar de Berlín.

Álvaro Olmos, presenta unos zapatos de fútbol, colgando en la soledad posterior al partido. 
“Más que cualquier otro deporte, y mucho más que otro tipo de fenómeno social, el fútbol se presta a ser transformado en arte, debido a su estructura narrativa,su lenguaje rico en imágenes y su riqueza alegórica. Elementos épicos, dramáticos, trágicos y cómicos, confluyen en este gran juego”, dice Alfons Hug, curador de la muestra.
Desde Bolivia, el cineasta Álvaro Olmos, captura en su video “Música, Libertad y Nostalgia“, la atmósfera de un partido de futbol amateur, en donde “la música se une con el latido del corazón“-como lo expresa el propio artista. 


Y el argentino Gabriel Orge, retrata a dos dueñas de casa de un barrio marginal de Córdoba, que cosen artesanalmente las pelotas.

“El video y el cine, por ser artes basadas en el tiempo, se prestan de forma especial para iluminar los conceptos del fútbol en las diferentes sociedades”, argumenta el curador, quien concibe la muestra como una experiencia envolvente y activa –tal como el tema que trata– que también incluye música y sonido en vivo. 


Pero los artistas, en su lenguaje creativo, muestran los lados ocultos del fútbol, lo que muchas veces no se ve en la pantalla ni en el estadio: “el verdadero lugar del fútbol, suele estar ahí donde nadie lo supone”, dice Hug, el curador de la muestra, algo que, por lo demás, aplica también al arte contemporáneo.

El 21 de junio, dentro del contexto de la muestra que esta actualmente en Chile, habrá una sesión de improvisación en vivo, a cargo de la banda del músico alemán Alois Kott, compositor y uno de los bajistas más importantes de Alemania.

Dicen los chinos que el balompié nació en Hong Kong, en 1401. Los escoceses sostienen que sus soldados medievales lo jugaban con las calaveras de sus enemigos. Y los florentinos remiten el surgimiento de ese deporte a un juego, mezcla de lucha libre y rugby que se practicaba allí siglos atrás, y al que denominaban como los italianos llaman ahora al fútbol:”Calcio”.

De cualquier manera, el fútbol, y mas aun, el Mundial, constituye un gran juego, que, ya sea que se llame FUSSBALL(en alemán); FUTEBOL (en portugués); BOLDISPIL (en danés); quizás PALLOLITO (como en finlandés); o, un poco más complicado: PODOSFERIKI (en griego), siempre mantendrá el efecto de provocar un sin fin de emociones en los espectadores de cada rincón del mundo, y nos hará alejarnos, al menos por un rato, de la realidad, la monotonía, la rutina y los problemas, del día a día. 

Asi ha sido siempre, y nos imaginamos que este Mundial no sera la excepción. Que comience la fiesta!!!!

Fuentes: filarmonia.org Revista paula.cl

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *