MIGUEL ÁNGEL MACÍAS, El Hombre que se “Llevó la Capilla Sixtina a México”.

NOTA 98

MIGUEL ÁNGEL MACÍAS, El Hombre que se “Llevó

la Capilla Sixtina a México”.

A,

Hugo Laborice

Grupo: Humanidad Libre.

 

 

“Sancho, cosas vereis, que no creereis”.

 

La frase que falsamente se le atribuye a Cervantes en el “Quijote”, y que muchos usamos frente a situaciones a nuestro alrededor que nos provocan sorpresa y nos dejan perplejos, bien puede aplicarse a nuestra video-nota de hoy. 

A los 70 años de edad se le presentó a nuestro invitado la inesperada oportunidad de acompañar a un amigo arquitecto a Roma, con la mitad del pasaje pagado.

El resto lo completó con plata de sus ahorros y vendiendo algunos objetos personales.

Ese viaje, definitivamente, por nada del mundo quería perdérselo.

 

Cuando visitó la maravillosa obra de Miguel Ángel, “La Capilla Sixtina”, quedó impactado, embelesado, casi paralizado, hasta el instante en que los guardias lo obligaron a abandonar la sala.

Nunca se imaginó nuestro protagonista lo mucho que significaría ese episodio en su futuro!

Les presentamos “El jubilado mexicano que quiso ser Miguel Ángel”, un emocionante audiovisual publicado recientemente por la agencia de noticias “El País”.

Allí se narra la historia de Miguel Ángel Macías, un hombre que trabajó como cocinero para pagar sus estudios de Diseño Gráfico, jubilado en el año 1999, y quien se ha dedicado a reproducir las pinturas de la “Capilla Sixtina” en la iglesia de su barrio humilde de Ciudad de México.

 

Aquella visita en Roma revolucionaria la vida de este diseñador gráfico con 20 años de jubilado, quien se dio cuenta que las dimensiones del techo de la capilla eran semejantes a los del techo de su parroquia.

 Y en cuanto a la obra universal, había quedado grabada en su mente!

A partir de ese momento comenzó a pintar en la Capilla de “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” con la técnica del acrílico sobre lienzos, y como si fueran piezas de un gran mosaico, la versión mexicana de la obra de Miguel Ángel.

 

Si bien no le han faltado accidentes y contratiempos, caídas, enfermedades, eventos que lo obligaron a suspender el trabajo y atrasos en el plan previsto, nada de ello ha logrado desalentarlo.

En la lona que cubre el trabajo del día, el Miguel Ángel mexicano tiene pegado un letrero que dice:

 “No te rindas Miguelito”. 

 

A los 88 años de edad, este apasionado del arte universal, quien vive a unas cuantas cuadras de la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la Colonia Moctezuma, se desempeñaba como diseñador gráfico en el “Instituto de Salud Pública de México” donde hizo todo tipo de trabajos, desde logotipos hasta avisos publicitarios.

En la residencia donde vive con su familia, Macias ha recibido visitas ilustres, medios de comunicación nacionales e internacionales, así como personas de todas las condiciones sociales, quienes desean conocer personalmente al infatigable artesano de belleza.

 

A diferencia de los cuatro años que se tardó el Miguel Ángel “original” en finalizar su obra, Macias lleva ya casi veinte, costeando su sueño únicamente con la combinación de sus ahorros, y donaciones esporádicas de miembros de la comunidad.

El diseñador ha tenido 15 asistentes a lo largo del proyecto, todos voluntarios, y satisfechos de poder participar en tan hermosa causa “por amor al arte”. 

“Todo esto ha valido la pena….ya que he podido sentir todo lo que sintió Miguel Ángel, algo que no se puede expresar con palabras”, comenta Macias. 

 

Él ha debido sacrificar tiempo familiar, invertir dinero y otro tipo de sacrificios, pero en compensación ha recibido el apoyo de los feligreses locales, quienes admiran la obra sin necesidad de viajar a Europa.

Ciertamente “Miguelito no se rindió”.

Su actitud es una muestra viva y enfática de lo importante que es tener un sentido en la vida, una ilusión, mas aun cuando la gente está avanzando en su vida.

 

 

Ese sueño convendría tal vez que fuera menos “complicado” que “traerse la bóveda de arte de la Capilla Sixtina”, pero cada quien puede elegir. Lo importante es tener claro eso.

Emociona evidenciar el talento, la capacidad de entrega, la perseverancia, la dedicación, la generosidad de un artista que ha encontrado el sentido de su vida en replicar dentro de los limites, una obra de arte tan célebre en la historia del arte universal, como la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, con el propósito que las personas más sencillas de su ciudad puedan tener un acercamiento a la de Roma sin viajar de México.

 

La inspiración del Miguel Ángel “mexicano” es motivo de admiración y respeto.

Desde nuestra página de valores lo felicitamos por su réplica que recibe muchísimos turistas beneficiando en primera instancia a su creador, pero también al disfrute de los habitantes de la ciudad y al turismo de la misma.

Bravo por todos los “Miguelitos” del mundo que no se rinden ante el primer obstáculo.

 

“Caerse , levantarse es opcional, levantarse es obligatorio!”

Feliz día!

 

 

FUENTES

https://www.huffingtonpost.es/…/un-jubilado-mexicano-pinta-los-frescos-de-la-capilla.

www.eluniversal.com.mx › Cultura › Artes visuales

https://expansion.mx/…/miguel-angel-mexicano-replica-la-capilla-sixtina-en-una-igles

https://verne.elpais.com/verne/2016/03/10/mexico/1457572638_096476.htm

https://actualidad.rt.com/actualidad/266024-replica-capilla-sixtina-iglesia-mexic

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *