DÍA 9: Armando Reverón

Cuando la luz atraviesa el cielo y la tierra! El Arte como una expresión de Valentía Moral


A,
Venezuela, en un tiempo oportuno (Kayrós) para transformarnos en madurez y creatividad espiritual con una nueva ética y estética.
Cómo ubicarse en una madura y profunda conciencia de libertad más allá de la imitación de modelos gregarios triunfalistas y de brillo heroico?
Sólo con Valentía Moral. Un ejemplo de esto es el conocido Armando Reverón, un artista plástico venezolano considerado el mejor de Venezuela del siglo XX, llamado el Pintor de la Luz. 
Reverón representa una vocación genuina por haber sido fiel a sí mismo y con una profunda conciencia de libertad a través de sus pinturas. Su eterna búsqueda fue la Luz a través de una ruta no- épica, no-heroica. Una aventura en la que fue ignorado e incomprendido por ser coherente consigo. Por ello, se le denomina a su vida “Una Historia de Brillante Locura”. 
Para Magaly Villalobos, Reverón en una de sus obras “El Castillete” creó un espacio físico-mental, donde al margen de la vida social y artística de su tiempo, él se ofrendó a su pintura brindando una de las más primordiales imágenes con las que cuenta nuestra espiritualidad colectiva. 
Nos dejó un Legado o un Patrimonio Ético-Moral-Artístico que nos hace más humanizados. Aportó Obra a la Humanidad que habita en nosotros. Y qué mejor recurso para hacer Ethos, es decir Ética en los Pueblos.
Pudiéramos decir que ejerció un acto deliberado de Valentía Moral que lo colocó en el centro del arte.
Las paredes de su casa eran algunos de los lienzos de Reverón en donde intentaba retratar a sus personajes. Se dedicó a una serie de experimentos con la luz tropical, a tal punto, que en un momento dado, eliminó toda clase de colorido, conservando tan sólo para sus armonías el sepia de sus lienzos de tela rustica y el blanco. Con el paso del tiempo, los lugareños bautizaron su casa como “El Castillete”.
Evolucionó totalmente la teoría del valor de la Luz Tropical y aportó un nuevo concepto de la alteración que ejerce la intensidad luminosa en los colores. 
Su estilo se alejó siempre de la rutina, del conformismo. Era personalista hasta en el modo de utilizar el pincel. El problema luz-color fue vital en su vida. Su obra es variada en calidad; de gran sinfonía plástica en cada período, alcanzando siempre una alta creatividad.
Es el artista venezolano sobre el cual se han escrito el mayor número de artículos, ensayos y libros. Y es considerado por la mayoría de los críticos e historiadores de arte como el artista más importante y universal de los pintores que ha dado Venezuela.
Y vivió … con Valentía Moral!

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *