ALEJANDRO IÑARRITU, “Carne de “Arena”. ¿Sentirlo “en Carne Propia” Para Entenderlo?

 ALEJANDRO G. IÑARRITU,

“Carne de “Arena”.

¿Sentirlo “en Carne Propia” Para Entenderlo?

NOTA 304

A,

Ángel Arellano

Grupo: Séptimo Arte de No Tengas Miedo.

 

 “Me da miedo la realidad virtual. Ya casi nadie quiere estar con los pies en la tierra”.

Alejandro G. Iñarritu

 

 ¿Te llama la atención que el afamado director de cine mexicano, ganador de varios Oscars por sus películas exprese las palabras anteriores?

¡Pues a nosotros, no! 

Tal vez sonemos repetitivos en nuestras video-notas al insistir en la enorme falta de contacto a nivel humano, la despersonalización que ha traído la tecnología, y la forma en que las tragedias, a menos que sean de orden natural o catastrófico, son tomadas como si fueran series o videojuegos, pues lo “virtual supera por mucho a la realidad”.

La diferencia es que unas son “de mentirita”, mientras que las otras ocurren en la vida real!

 

Frente a esta patética realidad reafirmamos una vez más la importancia de la Empatía como uno de los Valores fundamentales entre los Seres Humanos.

Empatía…

Colocarse en los zapatos de otras personas para poder apreciar las situaciones desde sus perspectivas.

De igual forma lo percibe el director Alejando González Iñarritu, nuestro invitado de hoy.

De hecho fue eso justamente lo que lo llevó a crear una peculiar experiencia cinematográfica que presentó en el último Festival Internacional Cinematográfico de Cannes, en colaboración con el fotógrafo Emmanuel Lubezki.

 

 “Carne y Arena”. Virtualmente Presente, Físicamente Invisible”. 

¿El propósito?

Que el visitante pudiera colocarse virtualmente en los zapatos de un migrante, y sumergirse, sin filtros, en la dramática realidad de los refugiados.

 

Hoy en nuestros ‘Martes Especiales” queremos compartir con ustedes un reportaje acerca de la mencionada instalación cinematográfica interactiva.

El audiovisual que veran fue recientemente publicado por “Dispararon, Maniguis Dispararon”, y nuestro equipo hizo una edición sobre el mismo por un tema de duración.

Quien entra a la instalación capta casi a cabalidad los pensamientos y emociones de aquellos emigrantes que dejan atrás sus tierras, para llegar a Estados Unidos.

La experiencia cinematográfica es visionaria y poderosa.

 

 

 En opinión del director no es suficiente estar informado y “entender” la realidad de los inmigrantes cuando son refugiados, sino que se hace necesario que “la conozcan de cerca”, que interactúen con ella, para poder hablar con precisión, pues “la realidad hoy en día esta tergiversada”.

Hablamos de inmigrantes cuando son refugiados.

Para unos hay océanos y para otros “desiertos”. 

Cabe destacar que la “Academia de Hollywood” ha anunciado que le entregará a G. Inarritu el 11 de noviembre, un Oscar especial por esta obra, comunicando “que sus creadores  han abierto nuevas puertas a la percepción cinematográfica”.

La prensa afirma que se le está dando VOZ a quienes habitualmente solo forman parte de las estadísticas.

 

Aquellos que han tenido la oportunidad de visitar la instalación, consideran que es una experiencia única de catarsis y emoción.

 Un tributo a la gente fallecida en el desierto por perseguir sus sueños.

“Necesitaba hacer algo que fuera acorde con lo vivido por ellos, que su realidad fuera relevante. Y que a pesar de todo el aparataje en la pieza, la humanidad eclipsara la tecnología”, afirma.

 

No son ningun secreto las numerosas RUTAS de migrantes que se han abierto en el mundo.

En América las más conocidas son las de los países centroamericanos hacia Estados Unidos por medio del tren conocido como “La Bestia”.

También son “sonadas” las diversas rutas de México hacia el país del norte, la gran mayoría con secuelas dramáticas. 

 

“Yo no quiero cambiar nada, solo recordar su dolor y resucitar nuestra sensibilidad”.

Empatía, coraje, pasión, entrega, humanidad, empatía, y sobre todo una gran sensibilidad se manifiestan en la instalación cinematográfica “Carne y Arena” que permite una aproximación a una dramática realidad que no está lejos de nuestras casas. 

Tras visitar la instalación, la Empatía se “vive” no solo como una emoción que nos conecta a otros, sino que lleva a la reflexión.  

Es una forma cruda de tomar conciencia acerca de una realidad humana, con miras al posible cambio para un mundo mejor.

Felicitamos a G. Iñarritu por su iniciativa, talento y sensibilidad, y aplaudimos su siempre presente empatía hacia sus hermanos mexicanos.

Feliz día!

 

 

 

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *