MARIO BALOTELLI, Estrella del Fútbol Italiano, y Nieto Político de una Sobreviviente del Holocausto

DÍA 172: 


“Mientras algunos se divierten criticándome por negro y judío – Soy musulmán – da igual si somos judíos, o budistas, o cristianos. Somos personas”
Quien así se expresa es nuestro personaje de hoy, considerado por algunos entendidos, como uno de los hombres más controversiales y traviesos del mundo futbolístico. Quizás sea su intensa mezcla étnica, la que lo impulsa a ser una persona universal.
En 365 Días de Valentía Moral, hoy compartimos la historia del deportista Mario Balotelli, sin duda, una de las figuras más relevantes, hoy por hoy, en el fútbol mundial.
Tanto por su habilidad deportiva, como por su personalidad, el italiano no ha dejado de ser noticia desde el 2011. Sus goles lo han convertido en todo un personaje, con un alto impacto mediático entre su fanaticada. A sus 23 años, es uno de los mejores y más jóvenes delanteros del soccer
No obstante sus méritos deportivos, en nuestra nota queremos resaltar el aspecto humano y humanitario de Mario, así como esa capacidad para transmitir la importancia de superar el racismo existente en el mundo, toda vez que el mismo lo ha experimentado desde temprana edad.
Mario Balotelli nació en Palermo, el 12 de agosto de 1990, y es hijo de los inmigrantes de Ghana, Thomas y Rose Barwuah. Poco después de su nacimiento, la familia se mudó a Brescia. 
Siendo un niño, Mario tuvo problemas serios de salud, potencialmente mortales, que dieron lugar a una serie de operaciones, por lo que sus padres decidieron pedir ayuda a los servicios sociales. En 1993, la familia Barwuah acordó entregar en adopción a su hijo de tres años, en un acto legalmente formalizado por el Tribunal de Brescia, al matrimonio formado por Francesco y Silvia Balotelli.
La madre de Silvia, provenía del seno de una familia judía, que residente en Polonia, cuando se desató la persecución antisemita por parte del Tercer Reich de Adolf Hitler. Durante la Segunda Guerra Mundial, la “abuela política” de Balotelli, logró emigrar a Italia y salvar su vida. No ocurrió lo mismo con sus padres y su hermana, quienes murieron en campos de concentración nazis. De allí que Mario Balotelli sea nieto político de una judía que pudo sobrevivir a la Shoá.
Cuando el jugador se hizo famoso, sus padres biológicos le pidieron que regresara, lo cual Mario no aceptó. De acuerdo con la Ley, el joven tuvo que esperar hasta los 18 años, para solicitar la ciudadanía italiana, que finalmente obtuvo el 13 de agosto de 2008.
“Soy un italiano naturalizado, pero soy de Ghana. Fui abandonado por mis padres, y adoptado por dos ángeles. Sufro por el racismo cada día. Soy el primer jugador de raíces africanas que viste la camiseta de Italia. No estoy enojado, pero mis experiencias de vida me hacen actuar de manera diferente a otras personas. Entonces, para mi es necesario que me comprendan antes de juzgarme” .
En los cuartos de final de la Euro 2012, de Italia contra Inglaterra, el diario italiano La Gazzetta dello Sport publicó una caricatura que representaba a Balotelli, dando manotazos a los balones de fútbol, como King Kong encima de los rascacielos de Manhattan. 
El periódico se disculpó y Balotelli llegó a marcar dos goles estruendosos, en la semifinal de Italia ante Alemania, pero la caricatura fue un ejemplo adicional del racismo, que ya el futbolista había enfrentado desde niño.
Balotelli recuerda que había sólo dos o tres niños negros en su amada Brescia, pero siendo el chico, jamás le toco enfrentar en su barrio, ningún tipo de racismo.
“Brescia es mi casa”, dice. “Es donde voy a vivir algún día, cuando deje de jugar al fútbol. Cuando estoy en Brescia, estoy relajado, pero cuando te vas fuera de tu casa, algunas personas estúpidas dicen cosas estúpidas. Ahora creo que el motivo del racismo es la ignorancia, pero aun así es una cosa muy mala”.
De sus padres adoptivos, Silvia y Francesco, expresa, “Con todo el sacrificio que mis padres hicieron en el pasado por mí, tal vez les di una buena emoción. Ellos se lo merecen”.
Yo les digo todos los días que sin ellos no sé si alguna vez hubiera logrado ser un jugador de fútbol. Si yo no hago algo especial en el fútbol y me equivoco como persona, ellos no son felices. Porque quieren que su hijo sea un buen hombre primero, y luego el mejor jugador de fútbol”.
Asegura que no abandonara el campo, aunque sigan lloviendo los cánticos racistas sobre él. “Al final, todo se reduce al amor; el amor de una mujer, el amor de un país. La vida a veces, es como estar de pie, a punto de cobrar un penalti, frente al portero, y estar decidiendo hacia dónde debes dirigir el balón”. 
“Mi objetivo no es que la gente me siga, pero estoy feliz de que lo hagan. Me sorprende la cantidad de niños que quieren ser como yo, ¿sabes? Si me miran como un ejemplo, tengo una gran responsabilidad”, agrega Mario.
Balotelli ha integrado la lista de las 100 personas más influyentes del mundo, de la revista Time, y no solo por ser uno de los jugadores más prometedores y provocadores en el fútbol actual, sino además, porque representa la nueva Europa.
Desde los 17 años de edad, Mario dona el 50% de su sueldo para los niños de África.
Indudablemente, este joven deportista, hace la Diferencia, en un mundo donde el racismo, la crueldad, la falta de Humanidad y de Empatía, a las que tanto nos referimos en esta página, siguen más vigentes que nunca, y parecería, que para ser realmente Mujeres y Hombres nuevos, es todavía muy largo el camino por recorrer.
Los dejamos con un video de algunos goles y jugadas de “Super Mario” Balotelli 

FUENTES
www.mariobalotelli.it/es/mario-story/

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *