Madonna Buder, “La Monja que Mantiene el Récord de “Triatlón de Iron Man”. Y no es una Broma!

Madonna Buder,

“La Monja que Mantiene el Récord de “Triatlón

de Iron Man”. Y no es una Broma!

 

NOTA 147

A,

Gabriela Moros de Ramírez

Niria Clavijo

Sonia Medina de López

Grupo: Red de Mujeres Emprendedoras 

     

“El único error es no intentarlo”.

Madonna Buder

A los 48 años saqué mis primeros pantalones cortos de una pila de ropa donada,

y me puse unos zapatos deportivos de segunda mano.

Al principio me pareció ridículo correr sin ninguna razón, salir sin destino,

pero me fui convenciendo que era lo mejor.

Uno nunca es mayor para aprender y para comenzar a hacer cosas nuevas.

                                                             Solo hay que tener voluntad.     

Las frases anteriores aparecen en el libro autobiográfico escrito por nuestra invitada de hoy, quien además de ser una referencia en el mundo deportivo, practica con el ejemplo la búsqueda y el logro del equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu, punto ideal al que muchos anhelamos llegar.

Es un placer para nuestra página presentarles el video “Juventud Sin Límites”, protagonizado por la “Hermana Madonna Buder”, y publicado por PubliCiudad, en agosto del 2016.

Se trata de la campaña publicitaria de una reconocida marca deportiva, y fue publicado por PubliCiudad en agosto del 2016.

El audiovisual de apenas 30 segundos, constituye un homenaje a la extraordinaria atleta y monja de 86 años, conocida como “La Monja de Hierro”, debido a su determinación a desafiar las ideas convencionales de la edad.

La religiosa ostenta en la actualidad el récord mundial de la persona más longeva en haber completado el “Triatlón Ironman”, la prueba más exigente de esta disciplina que consta de 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie (maratón).                                             

Esta valiente mujer demuestra que la actitud positiva es la clave del éxito.

Buder, nacida en Missouri, Estados Unidos, en 1930, dentro del seno de una familia con excelentes recursos económicos, fue entre otras cosas practicó equitación y trabajó como actriz.

A los 23 años decidió renunciar a la fortuna terrenal para dedicarse a la caridad y a visitar enfermos de escasos recursos.

Hubo algo en algún momento que no le “hizo click” con ella en la primera congregación donde entró, así que a los 40 años de edad, junto a otras 38 misioneras de distintas órdenes religiosas, estableció una comunidad cristiana de monjas, no tradicional, en la cual sus integrantes tenían la libertad de escoger su misión y forma de enfocar su vida.

La “aventura deportiva” de Madonna se inició a los 48 años, tras una conversación con un sacerdote que le habló de las ventajas y beneficios que tenía para la mente, cuerpo y espíritu, la práctica de correr.

A partir de ese momento, Buder no ha dejado de correr, superando constantemente sus propias marcas.

 

A los 52 realizó su primer triatlón, y a los 55, se convirtió en la única monja en completar un ironman.

En el 2012, a la edad de 82 años, la religiosa llego a ser la persona más longeva en finalizar este tipo de pruebas deportivas, con un tiempo de 16 horas y 30 minutos. Fue en el “Subaru Coast de Canadá”.

Hasta donde se tiene conocimiento, la Hermana Buder ha seguido activa, e incluso ha optado por competir en una disciplina menos exigente, el “medio ironman”.

Todo lo que ha recibido como beneficio o premio, la mujer lo ha dirigido a las causas sociales de su comunidad religiosa.

Aunque “la monja de hierro” no tiene tiempo de entrenar como lo hacen los atletas profesionales, ella ha encontrado su manera de mantener sus condiciones físicas asistiendo a misa en bicicleta, o corriendo rumbo a las comunidades necesitadas.

 

Cuando le han preguntado a que atribuye su resistencia física, su respuesta ha sido que escucha a su cuerpo y mantiene una mentalidad positiva. 

“Tu actitud va contigo”, explica. “O lo logras, o te autodestruyes”.

“Si eres optimista, puedes incluso convertir lo negativo en positivo…

Un maratón se corre paso a paso”.

En realidad cuesta creer que la persona que habla de esta forma y ha podido llegar a tales niveles de eficiencia en disciplinas deportivas tan fuertes como las que conforman el Ironman, sea una “hermana religiosa”.

Su claridad, equilibrio mental, habilidad y actitud, son impresionantes.

Habla de la importancia de reconocer que existen alegrías y pesares, y que hay que aceptar ese hecho.

O que lo que te sucede en una competencia de estas características te ayuda a ser más fuerte…

Debe ser muy interesante leer su libro, cuyo título es “La Gracia de Competir en una Carrera”.

 

Coraje, superación personal, balance cuerpo, mente y espíritu, equilibrio, conexión consigo misma, talento, disciplina, perseverancia, pasión por la vida al aire libre, tomar riesgos, amor por el deporte y la libertad, han sido cualidades que la Hermana Buder ha sabido aplicar con excelentes resultados para su bienestar personal, así como también para el servicio a los otros.

Sin duda alguna, su historia es inspiradora. 86 años bien vividos, haciendo lo que eligió e intentando llevarlo a cabo de la mejor forma posible, tanto en el plano religioso como en el deportivo.

 

La conclusión la da ella misma en su libro:

La determinación es el impulso que alienta a conseguir lo que se quiere.

Bonita frase para comenzar a poner en práctica.

Feliz día!

FUENTES

http://pics.gravitan.pl/przedsprzedaz/tusty_

http://images.all-free-download.com/images/graphicthu

http://www.vamosacorrer.com/noticias/historias-de-running-madonna-buder- http://www.lavanguardia.com/gente/20161020/411140234541/monja-trieat

www.huffingtonpost.es/2016/09/01/abuela-triatlon_n_11798896

http://www.nuevamujer.com/mujeres/tu-vida/todos/conoce-la-inspiradora-

http://www.viralistas.com/madonna-buder-una-hermana-catolica-de-86-anos-

www.triathloninspires.com/mbuderstoryspanish.ht

 

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *