“COOKING COEXISTENCE”, Demostrando que la Coexistencia Pacífica SI es Posible!

“COOKING COEXISTENCE”,

Demostrando que la Coexistencia Pacífica

SI es Posible!

NOTA 143

A,

Susy Knoll

Javier Tarazona

Grupo: Por un Mundo Mejor.

 

 

Mientras aterrizaba en Israel el avión que transportaba al Presidente de Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, las protagonistas de nuestra video-nota de hoy charlaban entre frutas, verduras y pescados frescos.

Estaban trabajando en lo que les encanta:

la cocina.

 

La mayoría de ellas desde hacía tiempo deseaban trabajar, pero jamás se imaginaron quienes serían sus compañeras de trabajo.

Unas son judías…las otras, musulmanas!

En el marco de nuestros “Martes Especiales” les presentamos la iniciativa “Cooking Coexistence”, “Convivir Cocinando”, llevada adelante por “Dualis”, una fundación israelí sin fines de lucro.

 

Se trata de un proyecto de servicios de alimentación ubicado en el “Kibbutz Givat Chaim”, cerca de Hadera, Israel, donde entrenan y dan empleo a mujeres árabes y judías desocupadas.

Para quienes no están familiarizados con el término “kibbutz”, consiste en una comunidad colectiva, innovación social del Estado de Israel que comenzó en 1910.

Su filosofía es la de trabajar para el bien colectivo, siendo las decisiones tomadas en asambleas donde participan todos los miembros de la comunidad.

 

En cuanto  al “Kibbutz Givat Chaim” donde se lleva a cabo la iniciativa “Cooking Existence”, fue fundado en 1952 en la región del Valle de Hefer.

Actualmente ha evolucionado hacia la conformación de empresas y negocios sociales en las áreas de agricultura, turismo y servicios a la comunidad.

Cuenta con un museo, salas de exposiciones de arte, biblioteca, un espacio educativo, y un centro de capacitación para proyectos sociales como el de “Convivir Cocinando”.

 

El propósito de esta iniciativa es suministrar comidas a través del “Programa Nacional de Comedores Escolares”, a pre-escolares y estudiantes de primaria israelíes judíos y árabes de bajos recursos.

Una madre árabe que participa en el programa, manifestó:

Tenemos cinco niños, Mi marido gana 5.000 shekels (1.300 dólares) al mes. Mi salario aquí me permite ahora comprar ropa nueva para los niños y pagar actividades extra-curriculares.

Allan Chanoch Barkat, creador y presidente de la “Fundación Dualis” señaló que para la dama que habló, se trataba del primer empleo fuera del hogar.

 

“Convivir Cocinando” es un proyecto que se inició hace 18 meses, y en el cual mujeres árabes e israelíes mayores de 35 años, que no han trabajado antes o no encuentran empleo, son recibidas con el fin de capacitarlas para la vida.

Barkat afirma que la idea “no es darles el pescado, sino enseñarles a pescarlo”.

La innovación y el toque mágico del emprendimiento, es que por un lado fomenta las relaciones entre féminas de poblaciones árabes e israelíes que de otra manera jamás se hubiesen conocido, y por el otro, brinda alimentación de calidad a la población infantil de la zona.

 

La iniciativa “Convivir Cocinando” hace la diferencial

Su fundador ha demostrado que es posible la coexistencia pacífica de dos grupos de mujeres que la mayoría pensó que sería una “misión imposible”, dados los eternos conflictos entre ambos pueblos.

Empleadas judías que nunca habían trabajado con árabes, y viceversa, coexisten al ritmo de los aromas y sabores de los fogones, en una sana convivencia humana que les aporta a todas satisfacción, les eleva la autoestima, les permite ganar dinero, y de paso, darse cuenta que en realidad tienen mucho más en común de lo que creían.

 

Como bien lo expresara otra de las participantes:

Lo que hace especial a este lugar, es que trabajamos juntas, árabes y judías, y nos llevamos bien.

Es innegable que fue genial la ocurrencia de  Allan Barquet de unir a estas mujeres a través de la gastronomía y del propósito de alimentar a poblaciones vulnerables.

En estos tiempos de tantos conflictos por donde se mire en el globo terráqueo, noticias como esta constituyen una bocanada de aire fresco y de esperanza en cuanto a la posibilidad real que los pueblos puedan coexistir.

 

Claro que la primera condición para que ello se de, es que exista buena voluntad de ambas partes.

Feliz día!

FUENTES

https://www.jewcer.org/project/cooking-coexistence

https://es.israel21c.org/la-cocina-une-a-mujeres-judias-y-musulmanas/

https://www.jewcer.org/project/cooking-coexistence/

http://porisrael.org/2017/03/31/la-cocina-une-a-mujeres-judias-y-musulmanas/

https://es.israel21c.org/tema/cooking-coexistence/

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *