“EL HOSPITAL DE LOS JUGUETES”, Porque Todo Juguete Merece una Segunda Oportunidad.

“EL HOSPITAL DE LOS JUGUETES”,

Porque Todo Juguete Merece una Segunda Oportunidad.

 

NOTA 361

A,

Lilian Gluck

Grecia y Leonardo

Jorge

Grupo: Mensajeros Urbanos

 

 

“¿Qué haces Julio?”

“Aprovecho las vacaciones para hacer orden. Mira lo que me he encontrado, Lucía.

Este tren me lo regaló mi abuelo cuando tenia yo como 8 años!

Cuanto me gustaba jugar con el…!

Que lástima! Ya no anda…Es un juguete antiguo.

¿Pero…. te gustaría arreglarlo?

Por supuesto! Pero esto es una “antigüedad”!

Ya no existen este tipo de juguetes.

 

No has escuchado hablar del “Hospital de Juguetes” de Antonio?

Nunca! Él te lo arregla. Veras que si!

Busquemos en internet…A ver…

Si, aquí lo encontré… Vamos!

Queda en el Barrio de Pacífico en Madrid.

 

  

“Apenas salía del colegio, se iba a ayudar a su padre en el negocio familiar.

Era la envidia sana de todos…

No porque a los 12 años ganase un gran salario, sino que sus padres regentaban un “Taller de Juguetes”, cuentan los amigos de Antonio Martínez.

El oficio al que se dedica Antonio es único!

No solo se trata de que el hombre ama lo que hace, sino que además se resiste a la vorágine del consumismo de los nuevos juegos especialmente eléctricos y tecnológicos, devolviéndole la ilusión a abuelos, padres e hijos  para que sigan disfrutando aquellos juguetes que pertenecen a los tesoros familiares… esos que están en las emociones y no tienen precio.

Hoy les presentamos “La Segunda Vida de los Juguetes”, un corto video reportaje publicado hace un par de días por el prestigioso diario español “El País”, y en el cual el Maestro Juguetero Antonio Martínez narra su experiencia de más de 50 años como restaurador de juguetes.

 

El especialista comenta que muchos lo siguen “envidiando” hoy en día por lo que hace.

“Jugar no es un trabajo”, le dicen.

Pero él, como hombre dedicado a tiempo completo a su oficio, entra al taller a las 8 de la mañana, y sale a las 9 de la noche, pues sus servicios son muy buscados.

Y no es de extrañar, ya que de hecho, Antonio Martínez es el único “Doctor de Juguetes” con hospital propio que queda en España.

Los cronistas de la ciudad de Madrid llaman a su Hospital, “la última salvación antes del olvido”.

 

Antonio es un madrileño de 64 años, de pura cepa, que aprendió el oficio de sus padres, fundadores del Taller de Juguetes en 1945.  

Al comienzo, la pareja solo se dedicaba a fabricar juguetes artesanales en madera, chapa y metal suave.

Antonio, por su parte, se ocupaba de investigar y arreglar juguetes rotos.

De su padre heredó el arte de las manualidades, a lo que se sumó su habilidad con la electrónica, la mecánica y el diseño, convirtiéndose el taller en una referencia de marcas reconocidas en Europa.

El matrimonio Martínez llegó a ganar 12 trofeos en la Feria Internacional del Juguete, hasta que arribó el plástico a España desde Asia, invadiendo cada resquicio de la vida doméstica, incluidos los juguetes.

Fue entonces cuando el madrileño se dedicó a especializarse en restaurar piezas de juguetes antiguos de marcas célebres, actividad en la que lleva más de 50 años, con la precisión de un cirujano. 

Cuenta en la entrevista que reparó el primer regalo que un abuelo le hizo a su hijo hace más de 30 años, y con el cual quiere jugar con su nieto en estas navidades.

Resistir al potente impacto de los nuevos juguetes llenos de accesorios, luces, sonidos, en serie, y a todas esas tecnologías, constituye sin duda un gran acto de Amor en lo que cree y hace.  

Y Antonio lo logra!

 

Bastar ver la cantidad de gente que va a su taller, y los numerosos paquetes de mensajería exprés que llegan de todas partes de España.  

Afortunadamente para este maestro juguetero, existen individuos que siguen dándole valor a los juguetes artesanales y quieren darles una segunda oportunidad.

Por eso llegan al “Hospital de los Juguetes”. 

Es conmovedor apreciar la dedicación, el talento, la creatividad y la pasión de este hombre madrileño, quien con su oficio hace la diferencia al “curar” juguetes de antes, dándole la posibilidad a los chicos de jugar con ellos, activar la imaginación, la ilusión y el ingenio, sin necesidad de caer en lo que cae la mayoría de otros chicos, que siguen lo que venden la publicidad y el mercadeo.

Antonio nos lleva a reflexionar acerca del sentido de la existencia, de los cambios, de la influencia en las mentes de los más pequeños, todo gracias a los juguetes.

Su testimonio nos invita a salirnos de la rueda de la robotización y explorar caminos lúdicos más sencillos, cálidos y tradicionales.

Desde “365 Días de Valentía Moral” es un placer escribir y divulgar el hermoso trabajo de Antonio Martínez.

Lo felicitamos por su contribución al Patrimonio Artesanal de la cultura del juguete.

Feliz día!

FUENTES

http://www.abc.es/espana/madrid/abci-hospital-juguete-cura-contra-n

https://elpais.com › Madrid

www.libertaddigital.com/fotos/hospital-de-juguetes-libre-mercado-
www.libremercado.com/…/este-es-el-hospital-del-juguete-y-asi-trabaja-el-

https://politica.elpais.com/politica/2017/12/20/diario_de_espana/151378684

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *