JEANNE CALMENT, “Ser Viejo o Sentirse Viejo” … ¡Esta es la Cuestión!

JEANNE CALMENT, “Ser Viejo o Sentirse Viejo” …

¡Esta es la Cuestión!

A,

Carlina Oviedo

“Pupi” Wolff

Libertad Velásquez de Suárez

María Eugenia Fina

Grupo: Mayores de 50.

 

“Dejemos que nuestro interior sea bañado en miel y nuestro exterior en aceite de oliva”.

Dicen los historiadores que esa era la respuesta dada por Democritus cuando la gente le preguntaba en Atenas como preservar la salud para poder llegar a tener una vida larga. 

La pregunta era más que válida tomando en cuenta que el filósofo ya contaba con más de un siglo de vida.

¿Será que nuestra invitada leyó o escuchó hablar de ésto?

 

¡No lo sabemos…pero lo que si conocemos es que estuvo frotando aceite de oliva en su piel todos los días, durante más de cien años, y fue confirmada como la persona más longeva de la historia!

Ella hizo su tránsito a la eternidad el 4 de agosto de 1997, a los 122 años y 124 días.

Hoy les presentamos su historia a través del audiovisual editado y publicado en diciembre del 2013 por el canal “MyPridelnTheClouds” dedicado a divulgar vídeos sobre noticias impactantes, curiosidades,  y récord mundiales.

 

Aunque ella haya dejado este plano hace 20 años, hemos querido compartir y conocer algunos aspectos de la vida que le permitieron a esta mujer llegar a tan avanzada edad.

Jeanne nació en Arles, Francia, en 1875. Cuando estaban construyendo la Torre Eiffel en París tenía 14 años y en ese tiempo era novia de Van Gogh.

A los 85 años practicaba esgrima, a los 100 aún andaba en bicicleta.

Salió en una pelicula cuando tenía 114 años, a los 115 fue sometida a una operación en la cadera y a los 117 dejó de fumar.

Y no porque se sintiera mal por su hábito, sino que como para entonces estaba casi ciega, se sentía incomoda de pedirle un encendedor a los demás.

 

Con el título de “Decana de la Humanidad”, la señora Calment fue una testigo excepcional de los acontecimientos mundiales del siglo XX, pero por sobretodo, fue una ciudadana que eligió fundamentar su vida en una base de bienestar.

Además del aceite de oliva, entre las claves de su longevidad figuran el oporto y el chocolate, pero lo más importante, se concluye que fue su actitud ante la vida.

En nuestra página nos hemos referido numerosas veces al tema de vivir una ancianidad con bienestar.

 

Hemos publicado video-notas de individuos con referencias documentadas, a los que hoy se suma Jeanne Calment, que eligieron vivir su vejez de una manera positiva.

“Ser mayor” o “sentirse viejo” pareciera ser algo personal.

Expresiones como “Los años no pasan en vano”, “Estoy excesivamente cansado/a”, “Mi memoria está hecha un desastre”, “No tengo tantas ilusiones”, son más que frecuentes entre la gente, a medida que van transcurriendo los años.

Son estos sentimientos y percepciones que toman cuerpo y se viven como algo irrecuperable e imposible de cambiar.

Sin embargo, los estudiosos del tema afirman que el buen arribo a la vejez dependerá en gran parte de como vislumbramos el porvenir, y de seguir creciendo como personas.

Acciones que evidentemente Jeannie Calment puso en práctica llevando un optimista estilo de vida incluso en tiempos de guerras mundiales, catástrofes y de cambios permanentes.

 

Sobre las reglas de vida de esta valiente mujer común era escucharla decir:

“La juventud es un estado del alma, no del cuerpo, por eso yo sigo siendo una chica. Sencillamente no he lucido tan bien los últimos 70 años”.

“Si no puedes hacer nada con respecto a algo, no te preocupes por eso”.

“Siempre he disfrutado de casi cualquier situación. He respetado los principios morales y no tengo nada de que arrepentirme. He tenido suerte”.

“Todos los jóvenes son maravillosos”.

“Si no puedes hacer nada con respecto a algo, no te preocupes por eso”. 

“Creo la razón de mi longevidad es que siempre sonrío”.

 

La valentía, la audacia, la pasión por iniciar actividades novedosas después de los 80, tales como andar en bicicleta o participar en una película, son pruebas fehacientes que nuestra invitada decidió disfrutar su existencia a plenitud.

Hasta sus últimos días gozó de lucidez y agudeza para pensar.

Cuando en su cumpleaños número 120 le preguntaron su opinión acerca del futuro, ella dio su respuesta fue: “Muy corto”.

En los tiempos vertiginosos y de estrés permanente que todos estamos experimentando, resulta interesante conocer la historia de Jeanne.

Cuidada como una referencia de “buena” ancianidad, constituye un ejemplo inspirador para “callarles la boca” a quienes discriminan a los mayores, y un modelo también para aquellos que dan sus vidas por terminadas al llegar a un considerable número de años.

Ojalá esta video-nota lleve a la reflexión a quienes no hemos arribado a esa edad, así como para aquellos que la están pasando.

En una gran mayoría de casos, se trata de un tema que está en la mente.

 

“Tomemos el toro por las astas” y decidamos, elijamos y pongamos en práctica lo que nos sea posible para optar por la vida que preferimos tener en la vejez.

Madame Calment con sus palabras suena convincente en que el ser optimista da sus frutos.

Tú puedes hacer la diferencia, para ti, y para personas que ya están en camino avanzado hacia la vejez.

Feliz día!

FUENTES

http://s1.lemde.fr/image/2013/08/18/0x0/3462959_3_dd49_jeann

https://images.clipartof.com/small/1119778-Clipart-Of-A-Retro-Vinta

norwaytoday

https://previews.123rf.com/images/michaeldb/michaeldb0903/

http://jj-tryskel.hautetfort.com/media/02/02/373

https://genial.guru/vida/asi-sera-mi-vejez-491/

https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/el-buen-negocio-de-

www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-644115

www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160116_brasil_

www.osim.com.ar/osim/socialmente_activos/articulos/articulo

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *