DÍA 13: DICK Y RICK HOYT, Juntos, Tienen el Poder para Correr Hasta el Fin del Mundo!

Dick tiene 73 años y Rick 52. Dick es padre de Rick. La historia de este padre y este hijo, es una de las mas impactantes que se han dado a conocer via internet en mucho tiempo. Tal vez hayan recibido, como nosotros, varias veces el video de este par de “atletas”, y en cada ocasión que lo hayan visto, se les “habra encogido el corazon”…de nuevo!


Hemos querido traerles hoy a estos dos personajes, que se convirtieron en un “equipo” inigualable, que ha corrido conjuntamente, durante 32 años, y ha participado, siempre como “equipo”, juntos, en mas de 1000 carreras.

En 365 Días de Valentía Moral hoy, les presentamos el admirable relato del “Equipo Hoyt”, un padre y su hijo, que desde 1977, han estado haciendo la Diferencia!!!

La historia comenzo en Massachusetts, en 1962, año que nacio Rick. El parto se complicó. El cordón umbilical se enrolló en el cuello del pequeño, provocandole falta de oxígeno, y una consiguiente parálisis cerebral.

Los médicos se aventuraron a señalar, que Rick quedaría en estado vegetativo por el resto de su vida, pero sus padres, Judy y Dick, no quisieron escuchar esas opiniones, y eligieron y decidieron hacer lo maximo que estuviera en sus manos, para que la vida de su pequeño Rick, fuera la mas feliz posible.

Lo inscribieron en la escuela pública, y desde los doce años, lograron que Rick estuviera en condiciones de expresarse libremente, gracias a un ordenador desarrollado con la ayuda de los científicos de la Universidad de Tuft.

Un dia, cuando todavia era muy jovencito, Rick le pregunto a su padre:
“¿Papá, correrías conmigo una carrera de cinco millas?”
Aquella pregunta fue clave! Dick respondio afirmativamente, y ese fue el comienzo de la participacion del “Equipo Hoyt”, en carreras, maratones y triatlones!!!!!!!


Ellos eligieron, decidieron y concretaron el sentido de sus vidas. Viktor Frankl no podria estar mas feliz y orgulloso de este duo! 

Han corrido, durante 32 años, en el Maratón más antiguo del mundo, el Maratón de Boston, y han cruzado miles de metas en otros, donde el solo “terminarlos”, ya era una tarea muy dificil. 

Todo esto resulta mas Insolito, in-creible aun, si tomamos en cuenta que Dick, jamás había corrido antes!!!! En realidad, tenia gran inclinación por jugar póker.
Y sin embargo, desde hace varias décadas, lo que REALMENTE le proporciona en la vida un sentimiento de libertad, es el empujar la silla de ruedas de su hijo minusválido, sea donde sea, y demorando el tiempo que demore…El tema es participar juntos y llegar a las metas!!!!

“Empujar Siempre, Paralizarse Jamás”!!!, parecería ser su lema personal. Valentía, Coraje, Perseverancia, Amor a la Vida, No sabemos…Podriamos deducir que el Amor en su estado MAXIMO por su hijo, le ha dado la fuerza a todo nivel, para seguir y seguir…y la labor que ha hecho como padre, es UNICA! Sin mirar a los lados, ni escuchar “el que dirán”. 

Tal y como lo relata, han sido muchos los retos…desde ser ignorados en las primeras carreras en las que participaron, ya que “nadie les hablaba”, “no querían estar junto a mi hijo en sillas de ruedas”, hasta recibir el premio “Jimmy V Perseverance, Premio a la Perseverancia”, en el 2013. 

El mejor tiempo en el maratón que han hecho, es de 2 horas y 40 minutos, APENAS 35 minutos más que el récord mundial, y eso, no olvidemos que fue corriendo y empujando la silla de ruedas, donde iba sentado “el otro miembro del equipo”. 

“Jamás me imagine, que la gente haría cola despues para saludarnos, y que yo, junto a mi hijo, me dedicaria a dar charlas motivacionales”, señala Dick. 


Y hay mas en esta conmovedora historia….

Los logros de Rick no se quedan solo en las carreras. Los Hoyt, comprometidos en la decision tomada desde el principio, siempre trataron a su hijo como cualquier hijo que se ama!!! 

Disfruto de la playa, jugó al hockey con sus hermanos, fue al colegio público y hasta a la universidad, donde se graduó en Educación Especial. Ahora ejerce de profesor, está casado y vive en su propio apartamento, del que se escapa de vez en cuando para correr junto a su padre.

Un papá que ha escalado montañas, atravesado océanos, y corrido hasta el fin del mundo, para proporcionarle “la mejor de las vidas” a su hijo, que es todo un ejemplo de inspiración, de modelo, para muchos otros padres, de hijos con y sin discapacitacion.

Hace unos años, Dick recibio una carta “preciosa, que relee a menudo… lo emociona hasta las lagrimas, sobre todo cuando lee fragmentos como este: 

“Me avergüenzo de no ir a correr con mi hijo y pensar sólo en mí y en mi comodidad. Pero un día dejé de ser yo mismo y pasé a ser el padre de mi hijo, al que ahora empujo su silla de ruedas mientras corremos. Ahora los dos somos felices, y te lo debo a ti. Ahora somos un equipo”.

Dick y Rick, definitivamente Hacen la diferencia, con ese “equipo” y esa relacion tan especial que crearon desde siempre. 

Han inspirado a muchos padres, como el de la carta, para que sean un equipo con sus hijos.

Es allí donde radica la fuerza, la perseverancia y la hermosa experiencia de vida que han sabido y podido disfrutar. Para ellos, no hay impedimentos, no hay obstáculos…hay AMOR!

“Sólo he querido darle a mi hijo la mejor vida posible, no soy ningún héroe por eso”, comenta Dick.


Los invitamos ahora, a ver uno de los videos de este espectacular equipo, cuya historia es cautivante, inspiradora…Una historia para asimilar, compartir… para descubrir una de las tantas maneras DE AMAR! 

En la vida somos más que uno. Cada “uno”, puede sumarse a muchos otros “unos”, para asi, LOGRAR HACER LA DIFERENCIA.


FUENTES
Dr Corazon www.youtube.com

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *