BABACHO MAMA, ¿Mejor Morir en Combate, o Morir de Hambre?”

BABACHO MAMA,

¿Mejor Morir en Combate, o Morir de Hambre?”

NOTA 325

A,

Rubén Servetto

Rubén Soffer

Grupo: Reflexiones. 

“No hay nada bueno en ser soldado. Me gustaba el dinero que me daban, aunque NO lo que me obligaban a hacer con las armas, pero es mejor morir en combate, que morir de hambre”. 

Gatkuoth

 

 Que un chico de 15 años se exprese así, ya de por si inspira una terrible sensación de tristeza e impotencia.

Pero esa impotencia, rabia y tristeza se potencian, si a eso le agregamos que como el, hay muchísimos chicos en Sudán que viven el drama interminable de elegir volver a la guerra para matar o morir, pues de acuerdo con lo que ellos dicen y sienten,
“la guerra es quizás la única fuente de dinero para sobrevivir que existe en ese país”.

 

El drama y el dolor no se detienen en Sudán del Sur, avizorando un horizonte oscuro, una realidad que dada la naturaleza de nuestra página consideramos que es fundamental conocer y divulgar, pues mientras más se sabe lo que ocurre en un lugar y se difunde, más esperanza hay que se comiencen a dan cambios.  

Con base en lo anterior, hoy dentro del marco de nuestros ‘Martes Especiales” les presentamos la historia de “Babacho Mama”, un “niño soldado” en la guerra civil por la separación de Sudán del Sur, que la Organización de Naciones Unidas (ONU) sacó de los combates, en lo que constituyó una de las mayores liberaciones de niños soldados en la historia reciente.

 

No obstante, de acuerdo con los expertos de Unicef y las crónicas de prensa, lo que aparentemente se vería como una hazaña, una auténtica oportunidad de libertad y desarrollo humano, pareciera no serlo.

¿Por qué?

En un reciente artículo reseñado por el diario “The Washington Post”, “Babacho” reingresó a la escuela en Pibor con el programa “De Vuelta a Aprender”, pero el maestro pocas veces da clases ya que no cobra su sueldo a tiempo, y los estudiantes dejan de asistir al colegio debido a la hambruna generalizada de ese país.

¿Cuál ha sido el resultado natural?

que los programas de desarrollo de los ex niños soldados estén desapareciendo como una opción válida de superación personal.

 

Esta cruda realidad ha llevado a “Babacho”, así como a otros muchos jovencitos ex soldados, a replantearse si debería regresar a la guerra pues

“Es mejor morir en combate que morir de hambre”’.

¿No es terrible?

Ha transcurrido un año desde la firma de un acuerdo de paz, pero el fin de la guerra civil no llega.

 

Peor aún…Tras los enfrentamientos de julio que se cobraron al menos 300 vidas, Unicef alerta sobre el eterno retorno a reclutar niños para la lucha.

Sin embargo, muchísimos pequeños al contrario de Babacho, no quieren ni siquiera pensar en volver a tomar un fusil en sus manos:

“No tengo necesidad como niño de ir a luchar por nada”, señalan.

 

Unicef estima que 16.000 niños han sido reclutados por las distintas fuerzas militares desde que la crisis comenzó hace casi tres años.

En general, la mayoría de soldados menores son niños, pero las niñas también forman parte de estas prácticas, a las que se suma además la violencia específica de género.

 “Algunas son convertidas en esclavas sexuales”, explica Blanca Carazo, responsable de proyectos de Unicef España.

Es de tal gravedad la situación, que Unicef no se atreve a dar cifras concretas de lo que ocurre en Sudán del Sur.

 

Una vez más se está utilizando “la mano de obra barata de niños”, en este caso para la lucha armada, y para Unicef, la Irresponsabilidad recae en los organismos internacionales.

No hay otra palabra para describir todo esto sino “Antivalor”.

Sumando el hecho que Sudán del Sur cuenta con la mayor cantidad de pequeños que no asisten a la escuela del mundo, la desnutrición más aguda y el mayor desplazamiento del planeta.

 

Muchos dirán:

“Eso está muy lejos de mi”, o “No tiene nada que ver conmigo”.

“Tengo suficiente con lo mío”, “No hay nada que pueda resolver”, pero existe una realidad innegable y contundente de la cual todos debemos estar al tanto:

Sudán es una de las crisis humanitarias más graves del mundo.

 

No podemos hacernos de oídos sordos…Desconocer la realidad de estos niños, no pasar el mensaje, no alzar nuestra voz, solo contribuye a instalar esa terrible tragedia en criaturas que ni siquiera pidieron llegar al mundo.

Las Naciones Unidas advierten que “el mundo vive la mayor crisis humanitaria desde 1945” y se hace necesario ser sensible a lo que ocurre a nuestro alrededor, así lo sintamos como “mínimo”.

El esfuerzo de 1+1+1 logra cambios…No lo olvidemos.

 

Digamos No al reclutamiento de niños como recursos de guerraAlimento para el planeta… 

Alzar nuestras VOCES por aquellos que no pueden hacerlo, es algo que podemos y debemos hacer desde nuestra Humanidad. 

¡Haz la diferencia! Te pedimos compartir con tus contactos esta video-nota desde tu muro. 

Gracias en nombre de todos esos chicos.

¡Feliz día! 

FUENTES

www.eldiario.es/…/reclutamiento-soldados-violencia-Sudan

https://www.infobae.com/america/mundo/2017/11/19/el-drama-sin-fin-de-los-e

www.dw.com/es/unicef-al-menos-17000-niños-soldados-en-sudán

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *