La anciana que se fue

Si hay algo que es cierto, es el hecho que todos venimos a este mundo, estamos un determinado lapso de tiempo, y después partimos. 

Teniendo esto en cuenta, se convierte en fundamental que “pasemos por la vida”, y no que “esta pase por nosotros, en las diferentes etapas de la misma. 

A veces nos quedamos caminando por el mismo sendero de manera automática sin siquiera cuestionarnos lo que podríamos hacer en el momento que nos hallemos más allá de las “responsabilidades”.

A veces necesitamos “un empujoncito” para salir del letargo.

 

Cuando ambas cosas se conjugan, ocurren maravillas como la que les compartimos en nuestra nota de hoy.  

Los estereotipos y prejuicios que existen acerca de los mal llamados “gente de la Tercera Edad” impiden apreciar el valor de infinidad de personas, mucho más allá de la cantidad de años vividos. 

 

actividades de la gente no tienen por que cambiar por un “número”.

 

Ciertamente este tipo de adultos quieren recapturar con unos “segundos aires” lo que hicieron o anhelaron cuando jóvenes, además de ser emprendedores y optimistas, rompiendo mitos y esquemas sobre lo que se consideraba “envejecimiento”.

Cabe señalar que un nuevo estudio realizado por U.S. Trust Insights on Wealth & Worth del 2017reveló que las distintas generaciones varían ampliamente en su percepción de cuando comienza la vejez, siendo el promedio para ellos en los actuales momentos entre 70 y 74 años.

 

“La Asociación de jubilados de Estados Unidos” con su obra y el video que hoy les presentamos nos demuestra que envejecer no es sinónimo de invalidez.

Sus programas de bienestar a las personas mayores de 50 años están haciendo la diferencia, sintonizándose con los nuevos tiempos al concebir el envejecimiento como un proceso activo, dinámico y de crecimiento, a fin de consolidar las potencialidades de cada persona.

Solidaridad, profesionalismo,  investigación, desarrollo humano y un profundo respeto a la dignidad de la persona en todas las facetas de su evolución, son valores presentes en esta video-nota que ademas nos invita a superar esquemas negativos asociados a la edad mayor.

 

Recordemos esto cuando estemos con nuestros “abuelos”, y no los subestimemos por su edad, sino aprendamos de su experiencia y sus talentos vigentes.

Tengamos presente que “no se es joven o viejo, se es humano”, por lo 

que contamos con el derecho a la realización, sea cual sea nuestro edad.

Feliz día!

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *