“OCEAN SOLE”, ¿Qué se Puede Hacer con una “Chancleta”, O, “Chancla”?

“OCEAN SOLE”,

¿Qué se Puede Hacer con una “Chancleta”,

O, “Chancla”?

NOTA 272

A,

Daniela Esses

Zoreli Figueroa

Gente de Panajachel (Guatemala)

Grupo: Amistad Verdadera

 

 

¡Ay, Martaaaa, se me quedó una chancleta (chancla) en la orilla de la playa!!

Bueno, te toca comprarte otro par…Total, esas no son caras, y la tuya quien sabe dónde está…

¡Las olas se la llevaron hace ratooo!

¿A cuántos no nos ha pasado esto?

O ver tirada ahí en medio de la orilla una chola, sandalia plástica o chancleta, como se llama en diferentes lugares…

 

Para una gran mayoría, “perder ese objeto playero” no tiene mayor importancia.

Sin embargo hay sitios como , por ejemplo, donde a los habitantes les resulta más que “incómodo” este “problemita”.

¿El motivo?

Están pre-ocupados por la suma de estas sandalias de plástico que infectan el mar.

Y quien puede decir que no tienen razón, cuando estamos en tiempos en los cuales es urgente que la contaminante huella humana de algunos desaparezca, para el bienestar de todos.

 

Una gran cantidad de kenianos no se quedaron en la pre-ocupación, sino se han dedicado a la “ocupación”. 

Nos encanta compartir hoy con ustedes el audiovisual “Reciclaje con Arte”, que muestra la excelente iniciativa de transformar las chanclas de plástico en verdaderas obras de arte que estan realizadas en armonía con la vida de los océanos.

 

Llevado adelante en Kenia, África, por la ONG “Ocean Sole”, el objetivo del emprendimiento consiste en crear un cambio en la manera de vivir y de entender el mundo y sus conexiones con la naturaleza marina.

El trabajo que verán fue editado y publicado en días recientes por la Agencia de Prensa internacional de Noticias Aj+, remitiéndonos a un interesante proyecto de reciclaje que evidencia que existen formas de tratar y cuidar los océanos, imprescindibles para todo ser vivo.

 

Se trata de tener el deseo, la sensibilidad, fuerza de voluntad, e incluso un toque de creatividad.

Para nadie es un secreto que muchas de las playas del mundo son verdaderos basureros, y los de Kenia no son una excepción.

En promedio, ocho millones de toneladas de plástico se vierten cada año en “el mayor contenedor de la actividad humana”: el océano.

 

Es bien sabido que una enorme cantidad de materiales plásticos terminan en los mares.

Por lo general se habla de botellas o bolsas…

Pero también existen fuentes de contaminación que son menos conocidas.

Tal es el caso de las sandalias “playeras” que con frecuencia quedan en las playas, ya sea porque estaban dañadas, o debido a simples olvidos de los visitantes.

 

Según Julie Church, conservacionista y líder de proyectos marinos en África, el problema no es que las chanclas estropeen la belleza natural de las playas, sino que además las suelas de goma son ingeridas por los peces, las tortugas y otros animales que, al intentar comérselas, se ahogan.

Son un gigantesco daño de nosotros como humanos, nuestros frágiles ecosistemas.

Fue así como en 1998, Julie Church creó “Ocean Sole”, “Suela Oceánica”, con el propósito que aquellas chanclas abandonadas fueran convertidas en “algo” que tuviera conexión entre la comunidad humana y las especies marinas.

 

El resultado de su idea lo podrán apreciar en el video que hoy les compartimos.

Es arte hecho a mano de gran impacto estético. Jjirafas, rinocerontes, leones o elefantes en tamaño real, han ido a parar a España, Estados Unidos, Francia o Zoológicos ingleses.

Igualmente, a eventos en museos suecos, exposiciones, festivales ecológicos o en semanas de moda en Roma.

 

En la actualidad,” Ocean Sole”, no se dedica únicamente a recuperar 400.000 chanclas anuales y exportar arte a todo el planeta, sino que ofrece además salarios a un centenar de trabajadores de Kenia, y destina un 5% de sus beneficios (un 25% en el caso de las esculturas gigantes) a la Fundación de ayuda que ha creado para luchar contra la pobreza local.

 

Es de destacar la efectividad de su labor en cuanto a la limpieza de las costas africanas, lo que demuestra que fines y medios precisos, tienen excelentes resultados que nos benefician a todos como sociedad.

Sentido ecológico, disciplina, creatividad, respeto por la Madre Tierra e ingenio, están presentes en esta video-nota, y sin lugar a duda su fundadora es un gran ejemplo de “Valentía Moral”, que no se quedó en las palabras y las intenciones, sino que paso a la práctica…a la acción.

¡Tu también puedes hacer la diferencia!

¡Feliz día!

 

 

FUENTES

observers.france24.com/…/20170630-kenya-nettoyage-plages-po…

https://www.experimenta.es/noticias/miscelanea/ocean-sole/

https://greenglass.com.ar/groups/reciclado/

  

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *