DÍA 45: EL AMOR, estar de novios con la Vida.
A
Alfredo Bianchi…por SER.
Desde filósofos hasta poetas, desde artistas hasta psicólogos, son muchos los que a lo largo del tiempo han tratado de describir, explicar, graficar, transmitir lo que es el AMOR.  Pero  no se ha logrado llegar a un consenso. Y no es de extrañar… porque ¿cómo va a ser fácil definir un fenómeno tan complejo y con tantas facetas que, además, se experimenta en una gran variedad de relaciones muy diferentes entre sí?

El Filósofo ateo Friedrich Nietzsche decía que amor es cuando se intenta abarcar el bien con su totalidad.

El psicoanalista Erich Fromm escribía en su libro El Arte de Amar: “En el sentido más general, puede describirse el carácter del amor afirmando que amar es fundamentalmente dar, no recibir.


¿Qué es dar? Por simple que parezca la respuesta, en realidad esta plena de ambigüedades y complejidades. El malentendido más común consiste en suponer que dar significa “renunciar” a algo, privarse de algo, sacrificarse”.
Y en las sabias palabras de Ghandi: “Solo vivimos realmente al contemplar con amor una rosa, un ave, una estrella, una obra de arte, cuando anhelamos la felicidad de alguien, mientras buscamos amorosamente la verdad y la justicia, mientras avanzamos hacia la perfección“.

 La conclusión es que efectivamente existen distintas maneras de aproximarse al Amor. Sin embargo, lo indiscutible es que el Amor debe comenzar por uno mismo de una manera sana y honesta. Amándonos y respetándonos a nosotros mismos es como comenzamos a cambiar nuestra vida de una forma positiva pues nos lleva hacía lo no tangible, hacia un lugar especial, y nos da los cimientos para enfrentarnos a los problemas del diario vivir con alegría,nos prepara para compartir ese amor con todos los seres en equidad, y luego vuelve más fresco y renovado, en condiciones de ser liberado otra vez. Es a partir de este estado que podemos comenzar a amar verdaderamente a los demás.

El no-sometimiento, la no-anulación de uno mismo ni del otro, así como también el derecho a la felicidad con plena libertad, forman parte de nuestra Valentia Moral.

El amor como la música, o el lenguaje de lo Divino, tiene distintos registros y dimensiones, que nos hacen UNO. 



En fin, es “alguien” o “algo” que nos hace estar en sintonía con lo mejor de nosotros y de los otros.
Sin lugar a dudas, AMAR es un acto de Valentía Moral, porque requiere arriesgarse, apostar, creer, no abrirle la puerta a los temores, y con alegría y esperanza, disfrutar, no como espectadores de la Vida, sino como protagonistas, poniéndonos de novios con ella. Unificándonos en Amor.

“Nadie tiene dominio sobre el amor, pero el amor domina todas las cosas”.
Jean De La Fontaine


Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *