JOYCE FERNANDES, “SOY EMPLEADA DOMESTICA”. Voces Contra la Discriminación!

JOYCE FERNANDES, “SOY EMPLEADA DOMÉSTICA”.              Voces Contra la Discriminación!

 NOTA 221

A,

Grupo: Gente de a Pie

BRASILJoyce, usted fue contratada para cocinar para mi familia y no para usted.

Por favor, traiga su propia comida y un par de cubiertos y, si es posible, coma antes que nosotros en la mesa de la cocina. No es por nada, solo para que mantengamos el orden en casa.

Cada vez que recuerda este penoso momento, la protagonista de nuestra video nota de hoy confirma lo acertada que fue su  decisión.

En 365 Días de Valentía Moral, dentro del marco de nuestros “Martes Especiales” les presentamos a Joyce Fernandes, mejor conocida como “Preta Rara” (“Negra Rara”), promotora de la iniciativa “Soy Empleada Doméstica”, (Eu Empregada), a través de la red social Facebook.

EMPLEADANacida en Brasil hace 31 años, Joyce es una ex-empleada doméstica, profesora de historia, artista, y activista social contra la discriminación racial de las mujeres en su país.

En una entrevista a la agencia de noticias AFP, contó que hasta el año 2009 presto servicios como criada, asegurando que sufrió una serie de maltratos, que la llevaron “a sanar sus propias heridas”, a través de la escritura de algunos relatos de su vida.

También invito a otras personas a hacerlo.

NEGRA

El sitio creado en Brasil el 20 de julio de este año, cuenta ya con más de cien mil seguidores, y dada la alta demanda de la página, se ha convertido además, en una plataforma para denunciar abusos por parte de los patrones.

Su iniciativa ha revelado la dura realidad de las trabajadoras domésticas en Brasil.

Si bien en el país más grande de Sudamérica, rige una ley desde el año 2013 que le otorga más derechos en lo referente a salario, horas y otras condiciones, a las aproximadamente seis millones de personas,   en su mayoría mujeres que desempeñan estos trabajos, persisten aun en el país casos de abusos, que en algunas ocasiones se acercan mucho a la esclavitud.

SERVICIOEstudios sociales realizados en el mencionado país, muestran que casi todas estas empleadas son de origen afrodescendiente, debido a que la esclavitud fue abolida en forma tardía.

Según Joyce, las mujeres son maltratadas doblemente, una por su condición étnica de negritud, y la segunda, por su condición de criadas.

El trabajo está considerado en muchos casos, como una “profesión hereditaria y de por vida de la mujer negra”, resultando en actitudes de discriminación y del uso de un lenguaje ofensivo para con ellas.

SEÑORAS

Casi todas las historias que se han publicado hasta ahora en “Yo Soy Doméstica”, son conmovedoras, y por lo general tristes.

Pero también se mezclan de vez en cuando algunos relatos alegres y de esperanza, como el de la propia Joyce, quien hace la diferencia al  convertir su vida en un testimonio de auto-superación, formación personal, preparación profesional y compromiso con una causa importante en su país: luchar contra la discriminación de la mujer trabajadora.

Su historia es inspiradora y digna de compartir con su propio relato:

Veo que te gusta leer. ¿Ya pensaste en seguir estudiando?,

 Me preguntó mi patrona Regina, la única que me incentivó a estudiar.

Cuando la encontré tiempo después le dije que ya era profesora y lloramos juntas.

Joyce Fernandes alza la VOZ por aquellos que no pueden hacerlo.

BELLASSegún la BBC, “los tratos inhumanos contra las trabajadoras domésticas ocurren entre cuatro paredes, y estas mujeres no tienen cómo denunciar los hechos”.

He allí donde radica la importancia de los relatos de “Yo Soy Empleada”.

Fernándes considera que lo que cuentan esas mujeres, hace tiempo lo querían “verbalizar”, y ahora tienen un canal para concretarlo.

Además, representa una oportunidad para restaurar la justicia, la dignidad y el respeto de millones de mujeres trabajadoras del hogar que han sido excluidas en su país.

Una perspectiva que nos obliga a conversar sobre un tema que nos es común como lo son las relaciones entre empleadores y empleados en el hogar.

HABLANDO

Igualmente constituye un alerta, para no concebir las agresiones como naturales, convirtiendo la violencia es un estilo de vida.

Nuestra nota de hoy es una invitación a relaciones más humanizantes que hagan posible los valores de la fraternidad, el respeto al  otro, la dignidad y la superación personal, especialmente con los empleados domésticos.

Feliz día!

DERECHOS

FUENTES

www.eldiariony.com/…/la-revolucion-de-una-extrabajadora-domestica-contra-

www.infobae.com/…/soy-empleada-domestica-la-pagina-de-facebook-donde-l

aleteia.org/2016/08/04/brasil-abusos-de-patrones-las-empleadas-domesticas-

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *