Katelyn Ohashi, 10 Puntos. ¿”La Próxima Nadia Comaneci”?

Katelyn Ohashi, 10 Puntos.

¿”La Próxima Nadia Comaneci”?

 

A,

 

Perla Tejtelbaum

Grupo: Gente Especial

 

“Caer está permitido”. ¡Levantarse es Obligatorio!”.

Es poco probable que hayas escuchado nombrar a nuestra invitada de hoy, pero después de leer esta video-nota dudo que la olvides, y al contrario, estarás pendiente de si conforma el equipo de gimnasia norteamericano en las próximas olimpíadas.

Ella es jovencita. Apenas cuenta con 21 años, pero sus rutinas tanto en suelo como en potro, han deslumbrado al mundo por su absoluta perfección.

Hace pocos días, 7000 personas en Seattle, fueron testigos nuevamente de como Katelyn Ohashi, representando a la Universidad de California (UCLA), se lucía con su participación original, fresca, y sobretodo “perfecta”, obteniendo el ansiado “10” de los gimnastas.

 

Su impresionante rutina de principio a fin, permitió que la estadounidense sumara el quinto puntaje perfecto en la categoría piso en su carrera, y el segundo de esta temporada.

El primero lo obtuvo el pasado mes de Enero en el “Anaheim Convention Center de California”, y el video se viralizó en las redes sociales con millones de reproducciones.

Mas allá de sus extraordinarias habilidades, la jovencita transmite alegría, elige músicas a las que acompasa sus saltos, bailes, y movimientos graciosos, acompañados de una sonrisa fresca que apenas se detiene cuando se concentra para la realización de una pirueta complicada.

 

Resultado de imagen para photo katelyn ohashi 2013

Todo cambió repentinamente cuando se enteró que había estado compitiendo con la espalda fracturada y dos torceduras de los hombro.

“Me di cuenta que la Gimnasia puede ser un deporte brutal! No creo que se suponga que lo sea”.

Debido a sus lesiones, y al creciente aumento de presión para tener un determinado cuerpo pues le decían que era vergonzoso lo gorda que se había puesto, y la comparaban con “un pájaro que ya no podía volar”.

Sentía angustia y ansiedad.

Esos sentimientos se reflejan en los videos de sus presentaciones de aquella época, en las cuales muy pocas veces se le veía sonreir.

Finalmente tomó la decisión de retirarse del equipo en el 2015.

Dándole prioridad a su salud mental, a finales de ese mismo año optó seguir practicando y también concursando, pero únicamente en las competencias universitarias, algo que disfruta, la apasiona y no la”estresa”, tal como se puede apreciar en el audiovisual hoy compartido.

“Desde que ingresé al equipo de UCLA, encontré de nuevo alegría y amor por el deporte.

Hace tiempo no experimentaba esta felicidad.

No se trata del resultado.

Ni tampoco de estar en el podio con una medalla, sino de la posibilidad de salir con una sonrisa en mi cara y estar contenta conmigo”, explicó.

 Muchos de los comentarios que aparecen en las redes tras sus dos últimas participaciones, hacen referencia a “lo extraño que es ver a una atleta de su nivel, disfrutando y sonriendo mientras realiza su rutina”.

Video insertado

El video publicado por la Universidad de Los Angeles (UCLA), como una forma de invitar a los estadounidenses a seguirla en sus próximas competencias, ya lleva mas de 16 millones de reproducciones en Twitter.

“Un 10 no es suficiente para esta rutina de Katelyn Ohashi”, “Esto es magia”, “No creo haber visto a alguien divirtiéndose tanto mientras compite”, comentó alguien debajo del video.

Oashi, con sus veintiun años, nos da un mensaje poderoso sobre “caerse y levantarse” frente a la adversidad. Resultado de imagen para imagenes de caerse y levantarse

Estuvo en lo más alto y “cayó”, pero supo tomar las decisiones apropiadas para élla, sin tomar en cuenta que para otros no lo fueran. 

Se priorizó a si misma… valga la redundancia.

No se rindió, continúa haciendo lo que la apasiona, a un ritmo que le acomoda mejor, no la angustia, sino todo lo contrario, y está demostrando día a día su superación personal, ya sin hablar de sus indiscutibles habilidades atléticas.

Por si fuera poco, además de estudiar y practicar el deporte, la joven de Seattle tiene un blog donde escribe regularmente sobre la imagen del cuerpo y otros temas relacionados con la salud.

En el 2017 publicó en un post titulado “Querido Nadie, Esto es Para Mí”, lo siguiente:

 

“En la vida nos dicen que debemos hacer o ser tantas cosas distintas, y se espera que llenemos las expectativas… Eso es algo que siempre me resultó difícil de tragar”.

Se refería obviamente a la presión sufrida como mujer y como gimnasta para que luciera de una manera específica.

 

“De las mujeres se “espera” que tengamos cinturitas finas, pero también que seamos voluptuosas. Quienes nos rodean nos hablan de la necesidad de alimentarnos, pero después nos observan con disgusto si cruzamos la fina línea y nos” sobrealimentamos…”.

El ignorar las opiniones de aquéllos que están a mi alrededor, y enfocarme en lo que yo creo, ha sido uno de los mayores aspectos que contribuyeron a mi salvación”. 

 

“¿Por qué debemos permitirle a cualquiera que venga a dictarnos como sentirnos acerca de nosotras mismas?”.

 

Ohashi nos comunica a través de su historia de vida y sus experiencias, mensajes inspiradores de aceptarnos como somos, de no rendirnos, y sobretodo de no permitir que otras personas dominen nuestros pensamientos y sentimientos hasta el punto de dañarnos.

Nos enseña que si nos caemos, debemos levantarnos todas las veces que sea necesario, y también nos invita con su propio ejemplo, a la búsqueda de lo que nos produzca bienestar emocional.

Ignoramos si alguna vez esta jovencita entrará nuevamente a formar parte del equipo pre-olímpico, pero por lo pronto, esta felizmente realizada, y con la satisfacción de haberse escuchado y actuado en consecuencia. 

Vale la pena reflexionar y tomar ejemplo de Katelyn, aunque no seamos gimnastas,

¿No creen?

Feliz dia!

 

 

FUENTES

La Nacion 

infobae.com

Youtube.com

Teen Kids News

Pinterest

El Pais

los40.com.mx

Cubadebate

Fotodenadie.blogspot.com

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *