Y Tú… ¿Eres o Conoces a un “Héroe Anónimo” Como Él?

Y Tú… ¿Eres o Conoces a un “Héroe Anónimo”

Como Él?

NOTA 130

A,

Grimsel Molina

Fotógrafos de Venezuela.

Grupo: Ecuatorianos Viajeros del Mundo.

 

Se fijó en los pies descalzos y sucios del niño, y sintió que no podía

voltear su mirada hacia otro lado como lo hacían casi todos los que pasaban…

Y en ese momento decidió hacer algo…!

Desde que iniciamos nuestra iniciativa de “365 Días de Valentía Moral”, le hemos dado un espacio privilegiado a los “Héroes Anónimos”.

A aquellos que “ejercen” la generosidad, animándose a ayudar a otros, incluso a desconocidos…simplemente porque les “nace”.

Y es gracias a los testigos activos, también sin cara, que nosotros, el público, podemos saber de las acciones, del aporte de los héroes anónimos, que no cargan cámaras, ni se hacen “selfies”, sino por el contrario, actúan de forma discreta y eficiente.

Nos encanta presentarles en la nota de hoy, las fotografías tomadas por Ahyan Yerro, encargada de una zapateria tienda en Manila, cuyas instantáneas narran visualmente la conmovedora historia sucedida en un centro comercial de la capital filipina en marzo de este año.

 

Relata Yerro que el centro estaba a punto de cerrar, cuando un hombre de aspecto extranjero llegó a la tienda, acompañado de un jovencito. 

El “cliente” le explicó al vendedor que deseaba comprarle zapatos al chico.

 

Éste procedió a atenderlo inmediatamente, y fue ahí que se dio cuenta que el niño tenía apariencia humilde, vestía ropas sucias y andaba descalzo.

 

El pequeño terminó escogiendo unos deportivos negros de diseño clásico, y su rostro irradiaba felicidad.

 

A continuación el comprador “anónimo” preguntó dónde podía encontrar ropa y comida para el joven, antes que todo cerrara, y le dieron las debidas indicaciones.

Todos los trabajadores de la tienda estaban conmovidos con el gesto del “turista”, especialmente Yerro, quien le preguntó si podía tomar unas fotografías.

El hombre aceptó con la condición que no apareciera su nombre, pues lo que él estaba haciendo era tan solo un acto de buena voluntad. Nada más!

Sin embargo la encargada, considerando que la acción del turista merecía un reconocimiento, rescató su nombre del recibo de pago y lo publicó junto con las imágenes en la página de Facebook.

Es así como el “Héroe Anónimo” dejó de serlo, y se supo que se llamaba Kris Carroll.

 

Pocos días después Ahyan recibió un mensaje escrito por Karol:

“Me enseñaron hoy lo que publicaste, y ví que mucha gente lo vió y lo compartió.

Gracias por lo que escribiste. Estuvo muy bonito.

El niño se llama Warren y vive en Pasig City. Tiene 14 años y una hermana.

Fuimos a comer hamburguesas y a la tienda SM. Los vendedores se portaron impresionantes. Ocho personas ayudaron a Warren a seleccionar la ropa.

Él se veía increíble cuando salimos de la tienda. Tenía una sonrisa de oreja a oreja.

Quiero estimular a que otros hagan lo mismo.

Es de esta forma que podemos hacer del mundo un lugar mejor.

Cuídate”.

Kris.

 

Llama la atención el hecho que pequeños detalles como el acto de querer comprarle un par de zapatos a un “niño de la calle”, movilice tanto a los presentes.

La única explicación posible es que la gente NO está acostumbrada a que los extraños, e incluso en muchas oportunidades, a que los propios cercanos, pongan en práctica tales gestos de empatía y generosidad.

 

Este turista que quiso mantener su anonimato, es nuestro “héroe anónimo” de hoy, valga la redundancia.

Con su pequeño gran detalle, inspiró ante todo a quienes estaban allí, y gracias a la insistencia de la improvisada “fotógrafo”, se ha convertido en un ejemplo más para cada uno de nosotros, acerca de cómo funcionan en la práctica, la empatía, generosidad, solidaridad y asistencia a los más vulnerables, sin esperar nada a cambio.

Como dice la frase: Quien da, siente mucho mas alegría en el alma, que quien recibe.

 

Cada día son más las personas y agrupaciones que se dedican a asistir a sus semejantes de forma altruista y desinteresada, venciendo la apatía y la indiferencia.

En nuestra video-nota de ayer, hicimos mención a ONGs que colaboran con las tejedoras mayas para que tengan su merecido trato.

Hoy, es una sola persona la que con su acción “cambia” positivamente el “suiche” en muchas mentes, las inspira y comienza con una “cadena” a la que se van agregando otras acciones “solidarias”.

Sin duda, la suma de muchos “unas y unos”, es la garantía hacia un mundo mejor.

Tú Puedes Hacer la Diferencia.

FELIZ DÍA!

 

 

FUENTES

Fotografías: Ahyan Yerro

http://www.viralistas.com/lo-que-hizo-este-turista-por-un-nino-de-la-calle-en-

https://www.lagranepoca.com/…/125274-un-hombre-compra-tenis-nike-para-n

us.hola.com/actualidad/…/viral-turista-compra-zapatos-nino-manila-filipinas/

www.upsocl.com/…/era-tarde-y-les-urgia-comprar-zapatos-cuando-el-

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *