PEDRO OPEKA- Movimiento “Akamasoa”, “No Dar el Pez, Sino Enseñar a Pescarlo”

PEDRO OPEKA- Movimiento “Akamasoa”, “No Dar el Pez,

Sino Enseñar a Pescarlo”

NOTA 19

A,

Marialcira y Mike Friberg

Isabel Florencia de Ruiz

Grupo: Algo Bueno está pasando.

 

El amor no es asistir de manera perenne a un pobre, es cambiarle lentamente la conciencia que tiene para que sea autor de su propia realización.

 

Así opina el protagonista de nuestra video-nota de hoy, para quien desde hace mucho tiempo, la clave para “atacar” y erradicar con la pobreza social y cultural, está en los individuos.

 

maxresdefault

El video que tendrán la oportunidad de ver, fue publicado por “InfoZona” el año pasado, bajo el título de “Solidaridad”, y consiste en un interesantísimo resumen de la iniciativa “Akamasoa” y de su fundador, Pedro Opeka.

 

sam_2940

Tras terminar sus estudios de Teología y Filosofía en Eslovenia, París y Argentina, Opeka, llamado “El Padre Pedro”, se ordenó en Buenos Aires a los 22 años como sacerdote católico.

Casi de inmediato viajo al país que había elegido como residencia, Madagascar, el lugar más pobre del planeta.

Allí vive desde hace treinta años.

 

padre-opeka-akamasoa-madagascar

“Akamasoa”, más que una Fundación, se trata de un “movimiento” que “empuja a la gente hacia adelante”, como le encanta decir a su creador, y se ha convertido en un referente mundial de desarrollo humano.

Los estudiosos sociales expresan que es una “especie de estado paralelo” que en 27 años ha sacado a medio millón de personas de la pobreza extrema.

“Akamasoa”,  que significa “los buenos amigos”, abarca a 26 mil personas fijas y activas en el movimiento que trabajan para la cooperativa de la organización, y unas 40 mil transitorias que que acuden allí a los servicios de escuelas, hospitales, comedores, secundarias y maternidades.

 

akamasoa-1

La mayor cantidad de dinero que recibe el movimiento, proviene de privados franceses o eslovenos. Lo demás, ha sido producto de la buena gestión administrativa de su líder.

A sus 68 años, al “Padre Pablo”, lo último que le interesa construir en Madagascar son templos, pues opina que “Dios ya tiene casa, y la gente no”.

Más allá del hecho que Pablo Opeka es sacerdote, consideramos que él hace la diferencia como Ser Humano, de una manera contundente.

 

1-xyu5c-fml-ivyskjtuwpaw

Su dedicación a educar a los habitantes de la isla, y todo lo que ha logrado que ellos concreten en tres décadas, se alinea con su pensamiento acerca de que lo prioritario es el cambio de conciencia para la auto-realización.

Las pruebas están a la vista, en todas las obras sociales realizadas en Madagascar.

Solidaridad, perseverancia, entrega, generosidad, empatía, paciencia, visión de futuro, pre-ocupación y ocupación por “el otro”, son tan solo algunos de los muchos valores presentes en este ciudadano universal.

 

padre-pedro-opeka

Sin duda alguna, esta iniciativa es un ejemplo inspirador que nos reconcilia con el ser humano, y nos muestra que UNA persona SI puede hacer la diferencia…

Solo imaginémonos que pasaría si nos uniéramos muchas personas en distintas iniciativas y rincones del mundo…

Se trata de comprometerse con una causa, aportar un pequeño granito de arena…

Feliz día!

 pez

FUENTES

www.clarin.com/sociedad/Padre-Opeka_0_1386461

www.eltrecetv.com.ar/…/el-padre-que-combate-la-pobreza-en

http://tn.com.ar/sociedad/el-padre-pedro-el-agitador-de-madagascar

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *