FATOUMATA JAWARA…No Quiere Venganza Pero “Si Justicia”!

FATOUMATA JAWARA…

No Quiere Venganza Pero “Si Justicia”!

NOTA 171

A,

Sally Guyer

Grupo: Peruanos en España.

 

Mi familia me decía que no siguiera a los políticos, porque iba a acabar mal.

Pero yo veía muchas cosas que había que cambiar en este país.

Fatoumata Jawara

Vivimos en un mundo globalizado.

Nos enteramos en un segundo de lo que ocurre en cualquier parte del planeta.

¿Cuál es la reacción de la enorme mayoría de nosotros frente a los conflictos en contextos más allá del nuestro?

Cuál es la utilidad de “saber” lo que está pasando en tal o cual punto del globo terráqueo, si nuestras conclusiones son:

Esos conflictos son ajenos a nuestra realidad, y debemos mantenernos al margen, o

Yo tengo suficiente con mis propios problemas.

¿Me voy a estar preocupando por lo que sucede por allá en África?

 

A juicio del periodista español Eduardo González, opiniones como las anteriores “olvidan la preocupación ética de un valor universal como lo es la solidaridad, lo cual no debería ser irrelevante”.

En “365 Días de Valentía Moral”, estamos alineados con la posición de González.

Es por tal motivo que tenemos nuestros “Martes Especiales” en los que “alzamos nuestra VOZ”, por aquellas personas u organizaciones, “lejanas” o “cercanas” geográficamente hablando, que no pueden alzar las suyas, o que necesitan que se sepa que existen

Hoy les presentamos a Fatoumata Jawara, el rostro de una nueva realidad en Gambia, África.

Si…en África!

 

En días pasados la señora Jawara, madre de tres hijos, fue juramentada como diputada de la Asamblea Nacional de Gambia, por cierto presidida por otra mujer, Mariama Diack Denton.

Leyéndolo así parece poca cosa…pero estamos hablando de un país africano, donde las mujeres han sido mal-tratadas consideradas ciudadanas de segunda y sin derechos, en una región donde los hombres son los que tienen el control.

Hace un año, mientras Jawara luchaba para alcanzar la libertad en su país, la desnudaron y golpearon casi hasta matarla.

Todo ello en presencia de un grupo de hombres que fueron llamados para presenciar su humillación.

Pero la cosa no paró allí.

Se la llevaron a la cárcel por ocho meses, durante los cuales no le permitieron ver a sus hijos, que lloraban día y noche.

“Estaba aislada en una celda, oriné sangre durante semanas a consecuencia de los golpes”.

En diciembre, la valiente dama regresó a su modesta casa ubicada un barrio popular de la capital gambiana, atravesado por calles de arena.

 

Fue de la mano del líder opositor y actual ministro de asuntos exteriores, que Jawara ingresó a la política.

Yahya Jammeh, el dictador que se mantuvo 22 años en el poder en Gambia,

Abandonó el país en enero de este año, para asilarse en Guinea Ecuatorial, tras una “negociación” con miras a terminar de manera definitiva con el totalitarismo que azotaba Gambia.

 

De acuerdo a las agencias de prensa, Fatoumata Jawara, solo “quiere justicia, no venganza”.

“Puedo perdonar a quienes me hicieron todo aquello, pero deben reconocerlo….decir la verdad”.

Fatoumata Jawara hace la diferencia por su coraje al alzar su VOZ en un país como Gambia donde la violencia doméstica, incluidos los abusos sexuales y la mutilación genital femenina son considerados por la policía como incidentes domésticos sin ninguna importancia.

Su participación como diputada en la Asamblea de Gambia representa un avance relevante para las féminas, ya que han sido consideradas por años como “objetos de cargas” para hacer el trabajo duro en el campo, y por ser relegadas en la familia por los hijos varones que reciben una educación preferencial. 

Fatuomata Jawara y Mariama Diack en este panorama constituyen el triunfo irreversible de la mujer como agente de cambio para un mundo mejor en África.

Feliz día!

FUENTES

cauratv.com.ve/index.php/…/16464-una-diputada-que-da-esperanza-al-futuro-

https://www.casadellibro.com/libros-ebooks/fatoumata-jawara/111087

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/06/16/actualidad/

 

 

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *