SISA ABU DAOOH, Trabajador en la Construcción, y Lustrabotas. ¿SISA?

DIA 106: 

“Así, para protegerme de los hombres, de la dureza de sus miradas, y ser blanco de ellos debido a las tradiciones, decidí ser un hombre… y vestida con su ropa, trabajé con ellos en otros pueblos donde nadie me conocía”
Sisa Abu Daooh

¿Qué no hace una madre por sus hijos? 

Con raras excepciones, observamos su dedicación, e incluso los sacrificios que muchas veces deben realizar, por y para sus niños. 

Les dan amor, educación, comida, intentan que nunca les falte nada, y hacen todo el esfuerzo humanamente posible, para que ellos tengan la mejor de las vidas.

Mujeres fuertes, valientes, que anteponen la felicidad de sus hijos, a la de ellas mismas, y luchan para sacarlos adelante…muchas veces solas, debiendo asumir el rol de padre y madre. 

¿Y como es el tema con la parte económica? Tambien deben aportar al hogar. A diferencia de epocas anteriores, hoy en dia, es mas que comun, que la mujer trabaje y traiga dinero a la casa, tenga o no esposo o compañero. 

Y hablando de eso…

¿Quién puede olvidar el excelente discurso de la actriz Patricia Arquette, cuando en la última entrega del Óscar, subió a recibir su estatuilla, y en su “agradecimiento”, hizo una fuerte critica acerca de las diferencias de oportunidad y de sueldo entre mujeres y hombres, discurso corto y brillante, que por cierto nos estimuló a hacer la nota numero 63 de este año? Estamos hablando del 2015!

Demos ahora un salto atrás en el tiempo, y vayamos a Egipto. 
Años 70. 
Imagínense, como podia ser allí la situación a la que se refirió Arquete. 


Un país subdesarrollado, donde los derechos de las mujeres eran, prácticamente inexistentes, y la cultura local se oponía a que las mujeres tuvieran trabajo.

Hoy, en 365 Días de Valentía Moral, les presentamos la impactante historia de Sisa Abu Daooh, una mujer egipcia, que en 1970, estando embarazada de su hija Houda, quedó viuda, y sin ningún tipo de sustento. 

Sisa no se mantuvo de brazos cruzados ante la situación, y en lo que constituye todo un ejemplo de esas madres luchadoras a las que nos referimos al comienzo de la nota, hizo algo increible, para poder sacar adelante a su hijita.

Al darse cuenta de que no había oportunidades de trabajo para ella, decidió vestirse como un hombre, e irse a buscar empleo, en aldeas extrañas donde no pudiese ser reconocida. 

Como miembro del sexo masculino, no tardó en encontrar trabajo. 

Fueron transcurriendo los años, y en el video tendrán la oportunidad de escuchar todo lo que tuvo que hacer, a medida que fue pasando el tiempo. 

Sisa era mujer y madre en su casa, mientras que en la calle, “era” y actuaba como un hombre. 
Fue la solución que se le ocurrió, y le resultó; con tal de darle a su familia una mejor vida, cualquier sacrificio valia la pena para esta madre.

Hoy en dia, la valiente mujer, oriunda de Luxor, Egipto, tiene 64 años. 
El propio Presidente de su país, le otorgó el premio “Woman Breadwinner” (Mujer Sustento), por su increíble labor, y arduo trabajo, durante 40 años!


Sisa Abu Daooh, hizo la diferencia, al buscar una opción, asi parezca “tirada de los cabellos”, para que su familia pudiera sobrevivir, demostrando con ello, hasta donde es capaz de llegar una madre, por sus hijos.

A través de sus acciones, la mujer egipcia nos enseña, que siempre existen oportunidades en la vida, aunque parezcan, o efectivamente sean complicadas de llevar a cabo. 

Ella apostó a la posibilidad y a la esperanza… 
Sin educación, sola, con una nena en brazos, todavia recuperandose de la pérdida de su marido, Sisa salió adelante, dejándonos el mensaje que querer, es poder.


Fuentes:
https://www.youtube.com/watch?v=BENn2ZSrjo0
http://english.alarabiya.net/en/perspective/features/2015/03/17/Egypt-honors-mother-who-dressed-as-man-for-43-years-to-provide-for-family.html
http://www.huffingtonpost.com/2015/03/23/abu-daooh-dressed-like-man_n_6925956.html

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *