EHSAN ULLAH KHAN, Alza su voz para Decir “NO A LOS NIÑOS ESCLAVOS”.

DÍA 254: “EHSAN ULLAH KHAN”, El Hombre que Más Duro Alza su voz para Decir “NO A LOS NIÑOS ESCLAVOS”.

“Tenia doce años, cuando una noche de luna llena atravesaba con dos de sus primos un campo; iban los tres riendo sobre una bicicleta, y de pronto se encontraron con un agricultor de la zona, de quien se sospecha que puede haber utilizado un fusil y lanzar un tiro a los niños, pero nunca se supo si esto fue realmente así, o si a través de esto se camufló una muerte”.

“Detrás de la misma, habían pendientes muchos asuntos de los poderosos que necesitaban comprar silencio”.

Su nombre era Iqbal Masih. El pequeño pakistaní que dio la cara por los adultos, luchando contra la esclavitud infantil.

En su situación de hijo menor, tal como se acostumbraba en Pakistan, Iqbal fue vendido  por su madre, a los cuatro años de edad, al dueño de una fábrica de alfombras, como “garantía”, para obtener un préstamo y poder pagar la boda de su hijo mayor.

De esta forma, Iqbal pasaba doce horas al día, agachado, trenzando hilos, comiendo una sola vez, y recibiendo una rupia como pago. La deuda no terminaba de pagarse nunca, pues siempre surgían nuevos préstamos, a los cuales se le sumaban los intereses.

A los seis años, dejó de crecer.

Diapositiva1

La historia de este niño, lleno de coraje, marcó para siempre, la vida del otro protagonista de nuestra video-nota de hoy.

En 365 Días de Valentía Moral, les presentamos el video “Ehsan Ullah Khan recuerda a Iqbal Masih”, realizado en el 2014, por “Solidaridad TV.”

Diapositiva6

Este audiovisual, es uno de los tantos, a través de los cuales el periodista pakistaní Ehsan Ullah Khan, rinde memoria a Iqbal Masih, el niño esclavo que logró su liberación, y llegó a ser un reconocido luchador por los Derechos Humanos, en contra la esclavitud infantil de su país, hasta que sesgaran su vida, a los 12 años de edad.

De todos sus actos, tal vez el más emblemático, fue su participación en Estocolmo, Suecia, en la propaganda de una gran tienda, donde vendían alfombras de Pakistán, India, China, entre otras.

Vestido a la usanza europea, lo estaban filmando sentado sobre una de esas alfombras, cuando expresó:

“Me gustaría decir este mensaje: ¡no compren alfombras. Son confeccionadas por niños!”

Por supuesto, su acción hizo que los comerciantes y fabricantes se sintieran desenmascarados, y vieron un enemigo, en el aguerrido chico.

Este 2015, se cumplen 20 años del asesinato de Iqbal, quien dio “rostro al drama de los niños esclavos”,

Diapositiva9

“Su muerte mostró una realidad de una sociedad injusta, donde a los niños se les somete de diversas formas, y lo que él pretendía era que en lugar de tener un amo que lo mandara y lo explotara, poder tener un maestro que le enseñara… y en lugar de tener que pasar todas sus horas en un taller sucio y sin ninguna protección, poder pasarlas en una escuela bajo el cobijo de gente honesta que lo instruyera”.

Pero si los asesinos pensaron que de esa forma silenciarían las voces en contra del trabajo infantil, nada más equivocado, ya que a partir de ese momento, la lucha fue más ardua.

El periodista Eshan trabajaba en un diario local paquistaní, y escuchaba a los niños esclavos decir repetidamente que “lo único que querían era morirse”. Esto lo llevó a emprender su lucha, y a fundar el Frente de Liberación del Trabajo Forzado, lo cual lo llevó a prisión, y a sufrir varios intentos de asesinatos. Desde 1995, vive exiliado en Suecia sin poder regresar a su tierra.

Diapositiva4

Creó, además, el Movimiento Marcha Global,  desde donde canaliza su lucha para erradicar la explotación  infantil, a través de charlas formativas en centros educativos, en memoria de Iqbal.

El periodista pakistani ha logrado que cinco empresas de Pakistán cierren sus instalaciones, y liberen cientos de niños.

En el mundo, alrededor de 168 millones de niños y niñas trabajan en granjas, campos, fábricas, calles, casas y campos de batalla, enfrentados al hambre, la enfermedad, el sobre-agotamiento y la pobreza.

Diapositiva7

Frente a esta cruda realidad, Ehsan hace la diferencia, con su lucha indetenible para que el mundo tenga conocimiento de lo que pasa con estos chicos, no solo en Pakistán, sino también en distintas partes del planeta, incluso mucho mas cerca de lo que ustedes imaginan, tal y como lo verán en el video.

Es un “testigo” y un “activista”, que con su coraje y ejemplo, sigue inspirando a que no seamos indiferentes ante esta injusticia que constituye el trabajo forzado infantil.

Desde nuestro rincón, te invitamos a alzar tu voz, y hacerte eco de lo que sucede. Una excelente forma podría ser reenviar esta video-nota.

Mientras más voces se eleven, más esperanza hay de que esta violación a los derechos humanos de los niños, se detengan de una vez por todas.

Iqbal, sentimos tu absurda muerte, sin embargo, tu sueño de defender a los otros niños de la situación de esclavitud, ha sido seguido por otras personas.

La batalla continua…

Tú, yo, ellos…todos,  podemos hacer la diferencia!

Feliz día!

Diapositiva8

FUENTES
http://alfayomega.es/16027/no-compreis-estas-alfombras
http://www.elciudadano.cl/2015/08/24/204311/un-activista-pakistani-denuncia-a-zara-por-sostener-mano-de-obra-infantil-en-asia/
https://www.youtube.com/channel/UC021ZqDIl41utR59R0PNHPg
www.elciudadano.web

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comentario

  1. Eva Maria Vaccaro Segura

    Los niños son el futuro del mundo. Cuidemoslos para tener un mundo mejor !!! ???

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *