Día 256: ZAK EBRAIM, “Todo el Mundo Tiene una Elección, Incluso los que Fueron Criados Para Odiar”

Siempre se dice que lo contrario a la guerra, es la paz. Y en el momento que vivimos, que hay en el medio de ambas?
Para nosotros, la respuesta es clara. Entre la guerra y la paz, existe una realidad que se ha convertido en el enemigo más emblemático de la estabilidad ciudadana en todo el mundo: el terrorismo.
Con raíces históricas extendidas, hoy amenaza a la humanidad a escala universal, y en muchas ocasiones se ha vuelto una práctica cultural que lesiona la integridad humana.
A esto es que nuestro personaje de hoy, se opone totalmente, al decidir caminar en una senda completamente contraria, a la inculcada por su padre. El es hijo de un Terrorista.        
                 
En 365 Días de Valentía Moral, les presentamos el testimonio del joven estadounidense, de origen árabe,  Zak Ebraim, quien eligió hacer la diferencia, incluso poniendo en riesgo su propia vida, al tomar distancia y “denunciar” el comportamiento de su padre, el conocido terrorista, El-Sayyid Nosair.


Zak nació en Pittsburgh, Estados Unidos, en marzo de 1983. Cuando tenía siete años de edad, su padre asesinó frente a un hotel en Nueva York, a Meir Kahane, un rabino de extrema derecha, estando ademas totalmente involucrado en los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre del 2011.
Luego de  diferentes movilizaciones por varias ciudades, y acosado por ser el hijo de un terrorista, el joven decidió romper con ese legado de muerte y destrucción, que le habían inculcado como herencia familiar.
En 2013, participó en la búsqueda de talentos de TED en la ciudad de Nueva York, y fue seleccionado para hablar en la conferencia principal, TED2014, en Vancouver, BC. Su charla TED fue lanzada públicamente el 9 de septiembre 2014, conjuntamente con su libro, El Hijo del Terrorista. 
Para Zak, “todo el mundo tiene una elección, incluso los que fueron criados para odiar”. El eligio el camino de la Paz.


Entre las preguntas y reflexiones surgidas, tras ver y escuchar el testimonio del video, estuvieron las siguientes: Será que el terror es un instrumento de control, y se afinca en los más vulnerables? Pareciera que el terrorismo cuenta con la indiferencia de aquellos que, para su suerte, no lo han experimentado, y piensan que se trata de un asunto “ajeno”!
Es “justificable” el uso del terror como una práctica “legítima” o “normal”, porque sea parte de las creencias de ciertas culturas, en las cuales, la aniquilación masiva y brutal de los otros, sobre el “entendido” que esta apoyada en raices sociales, culturales, religiosas, que “no nos corresponden juzgar”? Estaria entonces “justificado” el ataque al World Trade Center? La persecucion de los cristianos por parte del Partido Islamico? Las cabezas de los enemigos degolladas y mostradas, cual si de trofeos se tratara? El secuestro de jovencitas, desde una escuela islamica? Y cuantas atrocidades Inhumanas que estamos dejando en el tintero…
En este siglo se ha incrementado notoriamente la práctica de sembrar el terror-el terrorismo-, con el desarrollo de las tecnologías de destrucción masiva, asi como por la presencia en casi todas las sociedades, de individuos inadaptados que asocian su trascendencia, con la destrucción del vecino y sus bienes, tomando actitudes extremas, y muchas veces, crueles, perversas, “amparadas” en sistemas de creencias religiosos, culturales o políticos, que les sirven para encubrir sus propósitos violentos.
Lo cierto es que es fundamental, no solamente identificar, sino empatizar con el terror “ajeno” hoy, pero quien sabe si mañana lo sera?

De ahí que resulta más que oportuno, escuchar lo que quiere compartir Zak Ebraim, quien muy a tiempo, decidió  romper, ejerciendo una valentia moral absoluta, con la nefasta práctica del terrorismo, y sus terribles implicaciones, y eligiendo un camino de paz y empatía, que de acuerdo a sus palabras, es una de los mejores ejercicios, para alcanzar el bienestar de todos en la humanidad.





FUENTES

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *