DÍA 117: ANÓNIMO SOLIDARIO, CUANDO SE HACE EL BIEN SÍN MIRAR A QUIEN.

A:
Mr. Jekyll

Hoy, en 365 Días de Valentía Moral, queremos hacerle un homenaje a A.S.- “Anónimo Solidario”-, personaje originario de todas partes, siempre dispuesto a realizar el bien, sin el menor interés de aparecer en las noticias; el bien “pequeño”, el que no trasciende –por lo menos más allá de un limitado círculo-.

“A.S.”, suele padecer de múltiples defectos: es generoso, humilde, y… anónimo. Despreocupado por el reconocimiento, le basta con el sentimiento de haber ayudado.

Claro que sus ayudas son ínfimas: socorrer a una anciana al cruzar una avenida, o a un ciego, alimentar animales abandonados, verse implicado en algún lío por ayudar a un herido…

Le espantan las megaobras de ayuda, y mucho más, las ideologías –esas que pretenden solucionar las necesidades a base de leyes y decretos-; lo suyo es lo pequeño y lo cercano: un amigo en apuros, un enfermo que necesita alguien que lo acompañe…
Dinero no suele tener, pero si mucha solidaridad. 

Y es esta la razón por la cual hemos elegido hoy a nuestro personaje –personajes- al hombre de la calle, incrédulo ante las promesas que vienen de lejos, pero confiado en sus semejantes cercanos, en el prójimo… con su solidaridad silenciosa y anónima.

Los que suelen esbozar una sonrisa tenue al retirarse. Aquellos que hacen la diferencia.

A lo mejor, y aunque ustedes no lo crean, están por todos lados, “por ejemplo, en Tailandia”, haciendo este mundo más amable.

Los invitamos a disfrutar al Anónimo Solidario que protagoniza el siguiente video, con la seguridad que les encantará.

Brindemos por todos aquellos Anónimos Solidarios.



Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *