SERGIO MEJÍA, “SOY INMIGRANTE”, “¿Me ves Como Violador y Narcotraficante?”

DÍA 235: SERGIO MEJÍA, “SOY INMIGRANTE”, “¿Me ves Como Violador y Narcotraficante?”

A:
Grupo: Vivo en España, pero soy de…

“Lo primero que se me vino a la mente fueron mis padres, dos inmigrantes. No es cierto que sean criminales, eso no es así”.
Sergio Mejía.

Hay palabras que son como pólvora… totalmente explosivas!.

Para muestra un botón.

“Cuando México envía a su gente, no envían a los mejores. Traen drogas, crimen, son violadores y, supongo que algunos, son buenas personas”.

Fue lo expresado públicamente, el 16 de junio del presente año, por uno de los hombres más conocidos en Estados Unidos, que además se está lanzando para la presidencia de ese país, justamente vecino de México.

Aunque algunos opinan que su “discurso” es “simplemente” parte de estrategias verbales, propias de la dinámica de un país, para muchísimos otros, como en el caso del protagonista de nuestra video-nota de hoy, significa un atentado a la integridad humana de las personas latinas, ante lo cual no ha querido permanecer indiferente.

En 365 Días de Valentía Moral, les presentamos el video “Conoce a un Inmigrante”, realizado el pasado mes de julio, por Sergio Mejía, en lo que constituye una original respuesta a lo planteado por el magnate.

Diapositiva2

Este hijo de inmigrantes mexicanos, de 20 años, y estudiante de Derecho, tras los comentarios del Sr. Donald Trump, decidió hacer un “experimento social”, filmarlo y dedicárselo a su padre, quien fuera deportado de la nación norteamericana hace 10 años.

“Desde ese entonces no lo vemos. Cuando él se fue, mi mamá tuvo que criar sola a cinco hijos, y todos los días vivía con el temor a que también la deportaran y nos fueran a separar”, señala Mejía.

“Mi propósito es llevar a la reflexión, acerca de la discriminación de los inmigrantes, dentro de la sociedad estadounidense”, manifestó a la cadena de noticias internacional CNN.

A tal fin, se vistió con el típico atuendo naranja de preso, se vendó los ojos, y puso frente a él, un letrero que decía: “Conoce a un inmigrante. ¿De verdad me ves como un violador y narcotraficante?”.

Una de sus manos permanecía extendida, invitando a la gente a que lo saludara. Permaneció tres horas en el lugar.

Montones de transeúntes que caminaban cerca de la playa en Los Ángeles, California, fueron sorprendidos por el extraño personaje.

“Muchos me daban la mano. Había gente que lloraba conmigo, me abrazaban, me agradecían por hacer esto”.

Diapositiva5

“Pero también había quienes de lejos me gritaban que a nadie le importaba eso, que éramos inmigrantes y deberíamos regresar a nuestro país”, relata el joven.

El drama de la inmigración, el racismo y la xenofobia, no son nuevos en la convivencia de los colectivos humanos, y todos sabemos acerca de las consecuencias nefastas que han estado trayendo a lo largo de la Historia.

De acuerdo a ‘National Geographic”, “Nunca como hoy, se había producido un cambio humano de tantas dimensiones”.

Alrededor de 250 millones de personas han abandonado sus países de origen en los últimos diez años. Son emigrantes que arriesgan sus vidas en busca de horizontes más dignos. Solamente en Estados Unidos, hay 12 millones de inmigrantes ilegales.

Y si hablamos de Europa, son cientos de miles los que han llegado procedentes de todas partes del mundo, y permanecen indocumentados en el Viejo Continente.

Los discursos xenófobos, racistas, discriminatorios, constituyen un gran daño que se le hace a esta gente, cuyo único deseo es tener una mejor calidad de vida. Se merecen, como individuos, el respeto, tanto en su condición humana, como en lo que a sus costumbres y cultura se refiere. Nadie es mejor que nadie!

Diapositiva3

Sergio Mejía hace la diferencia, al ofrecer una impactante y creativa respuesta, a lo que consideró como un ofensivo comentario a sus orígenes, a su familia y a su gente. No se mantuvo al margen…no se quedó pasivo! Dio un paso al frente y ejerció una acción. Solo!

Su experimento social, sin duda alguna removió a muchísimas personas que tuvieron la oportunidad de ver y acercarse al “extraño preso, encadenado y con los ojos vendados”, que permanecía al lado de un letrero con las interrogantes allí escritas. Probablemente, esta gente posteriormente comentó lo que vio y se convirtió en multiplicador de un mensaje.

Ellos también hicieron la diferencia!

Ante una pregunta de la periodista de la Cadena CNN en Español, Sergio Mejia respondió:

“Si tuviera a Trump al frente, le diría que todos tenemos problemas, pero que este país es bello porque no es de nadie; es por, y para la gente que tiene sed de cambio, y hambre por un nuevo comienzo”.

“Soy hijo de inmigrantes, y ellos, al igual que otros millones, solo deberían ser juzgados por sus intenciones de mejorarse a sí mismos y a este país”, concluye Mejía”.

Hacen falta muchos valientes como este estudiante de Derecho, para cambiar el mundo. Cada uno de nosotros, puede aportar su pequeño grano de arena. Cada uno con su voz, y no con su silencio, puede hacer una diferencia.

Feliz día!

 Diapositiva1

FUENTES

cnnespanol.cnn.com/…/conoce-a-un-inmigrante-de-verdad-me-ves-com…

http://noticias.univision.com/article/2370270/2015-06-16/estados-unidos/noticias/trump-califica-a-inmigrantes-mexicanos-de-violadores-y-criminales-en-su-discurso

http://www.foixblog.com/2010/04/28/inmigracion-y-xenofobia/

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *